Inicio Entretenimiento Explora el ‘lado rudo’ del sexo

Explora el ‘lado rudo’ del sexo

100

El sexo rudo no es algo que todas lleven a cabo, pero definitivamente cualquiera de nosotras lo puede disfrutar. ¡Si lo haces correctamente!

El sexo rudo es un tema subjetivo. Lo que a ti podría parecerte rudo y salvaje, para alguien más podría ser apenas el ‘foreplay’. Este tipo de sexo definitivamente se disfruta más cuando ya llevas un rato saliendo con alguien, ya que existe suficiente confianza como para hablar de estos tema.

Si eres de las que disfruta de hacer el amor y de pasar un momento íntimo y romántico en la cama con tu pareja, tal vez no te llame tanto la atención el lado oscuro del sexo, pero en realidad no se trata de convertirse en una bestia, sino de inyectarle más pasión a algo que de por si ya es delicioso

¿Sabes qué es lo mejor del sexo rudo? ¡Que es contagioso! Si arañas la espalda de tu pareja cuando están en la cama, su subconsciente lo obligará a hacer lo mismo contigo. Esto puede llevarlos a experiencias deliciosas.

No se trata de sentir dolor o de tener fetiches raros. Sólo es una manera de llevar las cosas al siguiente nivel. Tampoco significa que cada uno de tus encuentros sexuales deban ser rudos y salvajes. ¡Todo está en la variedad! Algo que es seguro es que debes estar en cierto punto de tu relación para poder disfrutar de este tipo de sexo. Tienes que confiar en él y saber que no te juzgará. Aunque no lo creas, ¡el amor es muy importante para el sexo rudo!

Si eres una chica tranquila y que nunca había pensado que podría dejar salir su lado más salvaje en la cama, no te desanimes. No vas a saber lo excitante que esto puede ser hasta que lo intentes. Lo principal es dejar atrás las incomodidades y dejarte llevar. Vas a notar que cada cosa llevará a lo siguiente naturalmente. Todo empieza con una ligera mordida de sus labios…

Cómo empezar
Gritar: Tal vez gritar durante el sexo no te nazca naturalmente, pero a veces no lo hacemos porque estamos cohibidas. Tal vez toda tu vida has querido gritar pero no lo haces por pena. ¡Inténtalo! Además, esto te pondrá en el ‘mood’ necesario para pasar a cosas más rudas.

Morder: Usar los dientes es una excelente manera de dejar salir la fiera sexual que llevas dentro. Muerde fuerte, pero no tan fuerte que sangre. Enfócate en zonas erógenas como su cuello, abdomen, muslos y hombros.

Arañar: Usar las uñas para arañar su espalda puede sonar doloroso, pero en un contexto sexual le dará tanta adrenalina que la experiencia será mil veces más disfrutable. Otro excelente sitio para arañarlo son los glúteos.

Jalar el cabello: No se trata de arrancarle el pelo o de hacerlo sufrir, sino de aplicar ligera fuerza en su cuero cabelludo para enseñarle quién manda.

Tus movimientos: También los movimientos de tu cuerpo son importantes. Tienes que ser agresiva y constante. Pero ten cuidado, ya que estás lidiando con partes un tanto sensibles y seguramente no quieres causarle daño ahí abajo. ¡No te conviene!

Asfixiar: Esto es un poco más peligroso, pero si lo haces bien, puede ser súper sexy. Pon tus manos alrededor de su cuello y aplica presión ligera para excitarlo como nunca.

Nalgadas: Esto no es para todas, pero tal vez sea lo que ustedes necesiten. Si lo haces con la fuerza adecuada, vas a dejar atrás todas tus inhibiciones.

Fuerza: Esto puede ser extremadamente atractivo si lo haces bien. Oblígalo a hacer lo que tú quieras y no le des permiso de detenerse. ¡Eres tú quien manda! Deténlo de las manos y no lo dejes escapar así que contrólalo y haz lo que quieras con él.

¿Cómo sacas tu ‘lado rudo’ en la cama?