Inicio Internacionales ¿Evo Morales podría perder la presidencia?

¿Evo Morales podría perder la presidencia?

El presidente de BoliviaEvo Morales, podría perder las elecciones de su país, el próximo año.

Un sondeo publicado el fin de semana reveló que Morales, quien ha ganado tres comicios presidenciales consecutivos y busca un cuarto mandato en 2019, está empatado en intención de voto con el exmandatario Carlos Mesa, vocero de la demanda marítima contra Chile en la Corte de La Haya.

El mandatario izquierdista tiene el 27% de las intenciones de voto frente a 25% de Mesa. Sin embargo, como la diferencia de dos puntos es inferior al margen de error de 3,47%, en la práctica están empatados.

El sondeo elaborado por la firma Mercados y Muestras, y publicado por el diario Página Siete, concluye que en los comicios de 2019 sería necesaria una segunda vuelta en la que Mesa conquistaría el 48% frente al 32% de Morales.

Evo Morales es ahora derrotable”, declaró el exparlamentario y abogado constitucionalista Carlos Borth.

Las encuestas “ratifican una tendencia de pérdida de popularidad del presidente Morales y una tendencia en la ciudadanía que apunta a una necesidad de producir un cambio” de gobierno, expresó el analista político Carlos Cordero.

Periodista e historiador, Mesa es visto por la oposición y plataformas ciudadanas como el único que puede derrotar a Morales, de 59 años, un aliado de Venezuela y Cuba y de duro discurso contra Estados Unidos.

Mesa afirma que el gobierno pretende adelantar el inicio de la campaña electoral para desviar la atención del referendo de febrero de 2016, en el que los bolivianos rechazaron una nueva postulación de Morales para el periodo 2020-2025.

Morales, primer presidente indígena de Bolivia, llegó al poder en 2006 con el 54% de los votos. Revalidó su mandato dos veces (en 2009 y 2014) con similares votaciones, superando ampliamente a sus contrincantes.

Aunque la carta magna de Bolivia prohibía una nueva postulación del presidente, él logró en 2017 la luz verde del Tribunal Constitucional, con el polémico argumento de que dejarlo fuera de la carrera electoral de 2019 lesionaba sus derechos humanos.

Publicidad