El Manchester City ha iniciado acciones contra Dean Ramsdale, un ojeador del fútbol formativo del conjunto inglés que se ha visto envuelto en un gran problema por sus declaraciones de tinte racista sobre algunos jugadores negros.

Ramsdale se refería a los futbolistas negros como ‘BBQ’, en referencia a las palabras en inglés Big (Grande), Black (Negro) y Quick (Rápido), para definir sus principales cualidades sobre el terreno de juego. Según ha desvelado el diario ‘The Mirror’, las desafortunadas palabras del ojeador las pronunció en una conversación distendida con otros compañeros y un par de agentes de jugadores.

Tras conocer las declaraciones de Ramsdale, el Manchester City tomó medidas contra el ojeador para transmitirle que ese tipo de comportamiento no era tolerable dentro de la entidad y pusieron en alerta al departamento de recursos humanos del club para que le aplicara el castigo correspondiente por su comportamiento.

Publicidad