Inicio Internacionales Diputado de Guatemala pide a Dios que “Regenere” a homosexuales

Diputado de Guatemala pide a Dios que “Regenere” a homosexuales

El polémico diputado oficialista Estuardo Galdámez, del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), elevó hoy sus plegarias a Dios para que pueda “regenerar” a los homosexuales, pues consideró que el matrimonio y las parejas solo pueden darse entre “una hembra y un macho”.

Apelando a Dios, dijo que el matrimonio es solo entre “hembra y macho” y que no hay “terceras opciones”: “Yo le pido a Dios que ayude a esa gente que está confundida en su conducta y en su vida. Ojalá Dios, con su fuerza, pueda regenerarlos y vuelvan a confirmar sus convicciones y sus principios”.

Durante la plenaria de este martes, que se suspendió por la falta de quórum, los parlamentarios comenzaron con la discusión de la iniciativa 5272, la ley “Para la protección de la vida y la familia”, que debe ser aprobada en tres debates y después por artículos.

Esta promueve el “derecho a la vida”, la “institución del matrimonio entre un hombre y una mujer”, además de la “libertad de conciencia y de expresión”, así como el “derecho de los padres a educar y orientar a sus hijos y formarlos en el ámbito de la sexualidad”.

El artículo 2 de la iniciativa define la diversidad sexual como “el conjunto de pensamientos, tendencias y prácticas por las que determinados grupos de la sociedad adoptan una conducta sexual distinta a la heterosexualidad e incompatible con los aspectos biológicos y genéticos del ser humano”.

Además, establece que la familia nuclear está constituida por “el padre, la madre y los hijos que conviven con ellos o que se encuentran bajo su potestad”.

La iniciativa establece penas para cualquier tipo de aborto, salvo el tipo de aborto terapéutico y prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo, además de establecer que la posición oficial de Guatemala ante el mundo será la establecida en la presente iniciativa.

Ante esto, Galdámez elevó el tono, pidió garantizar la vida del embrión e insultó a las personas de la comunidad LGBTI por considerar que están desviadas del camino del Señor.

Antes de que interrumpieran su discurso por falta de quórum, el kaibil dijo que sus compañeros no han leído la Constitución o “la quieren violentar”, porque en ella se reconoce que el Estado debe garantizar la vida de la persona, que empieza “con la concepción del embrión dentro de la mujer”.

Por su parte, la diputada Sandra Morán, de Convergencia, dijo que estaba de acuerdo en proteger a la familia pero aseguró que este proyecto busca “meter a la cárcel a las mujeres”, “castigarlas” y ampliar las penas de cárcel ante la posibilidad del aborto.

Además, la parlamentaria progresista aseguró que está “imponiendo un solo modelo de familia” y la “heteronormatividad”, y aseveró que prohíbe a cualquier Gobierno extranjero “hablar sobre estos temas”.