Inicio Salud Cuidado con los zumos verdes

Cuidado con los zumos verdes

La fiebre por los zumos verdes nos invadió hace ya varias temporadas, pero su consumo sigue en auge gracias a plataformas como Pinterest o Instagram, donde marcas y foodies siguen compartiendo recetas y beneficios de esta bebida de moda. Su color verde, la naturaleza de sus ingredientes y la facilidad para consumirlos son algunos de los factores que han influido a la hora de ganar adeptos. Pero, ¿son tan beneficiosos como creemos? Los beneficios que aportan estas frutas y verduras son indudables y, desde luego, no son comparables con alimentos ultraprocesados. Sin embargo, creer que el secreto para perder peso o mantener una alimentación saludable está en consumir el mayor número de zumos verdes es un error. Al menos, no es comparable con la ingesta de frutas y verduras en su estado original y sólido. Para entender las diferencias y conocer exactamente lo que nos aportan este tipo de bebidas, la nutricionista Rocío Maraver nos desvela todos los mitos y verdades sobre los zumos detox. 

¿Qué efecto producen en nuestro organismo los zumos y batidos verdes?

Son zumos verdes, hechos con frutas y verduras frescas, por lo que evidentemente aportan beneficios a nuestro organismo. Sin embargo, no deberían ser la base de una dieta, mucho menos si nuestro objetivo es perder peso, ya que también tienen contraindicaciones. Tal y como nos explica la experta, “estas bebidas son un aporte indudable de vitaminas y minerales, pero si los exprimimos, la pulpa de la fruta y la verdura se queda en exprimidor o la licuadora, por lo que pierden toda la fibra que contienen”.

Esa es la principal diferencia entre tomar zumos en los que exprimimos la fruta o batidos, donde simplemente la trituramos y conservamos toda su esencia. Aún así, Rocío Maraver hace hincapié en que, pese a estar trituradas, no es tan recomendable como tomar las piezas en su estado original. “Es muy dificil controlar el aporte energético del batido por toda la cantidad que somos capaces de triturar en esa batidora, no deben sustituir a la fruta y verdura entera por una cuestión de saciedad. Si pensamos en comernos todos esos ingredientes en estado sólido en un plato con una ligera coccion o crudos seguro que no podríamos”, añade la experta. Es decir, que el efecto saciante de una pieza de fruta o verdura no es el mismo que si la batimos o trituramos, por lo que en etapas de pérdida de peso en las que queremos controlar las cantidades que ingerimos, deberíamos optar por piezas de verdura enteras.

¿Cuál es la diferencia entre tomar alimentos sólidos o exprimidos?

La experta en nutrición incide en el proceso de absorción de los azúcares naturales presentes, principalmente, en la fruta, donde la fibra que contiene cada fruta es esencial para que esa absorción sea más lenta. “Esta fibra es la que va a hacer que la absorción de azúcares sea más lenta. Si le damos a nuestro organismo toda esa fruta exprimida dejando toda la pulpa en el exprimidor, mi estómago no tendrá que hacer ningún trabajo y la glucosa que me aportan estas frutas pasará directamente al torrente sanguíneo provocando una subida rápida de los niveles de glucosa en sangre”.

Entonces, nos preguntamos, si la fibra es el elemento que ayuda a nuestro organismo a absorber esos azúcares, y al triturar la verdura y la fruta conservamos esa fibra, ¿es igual de válido comer los alimentos batidos que en su estado sólido? La respuesta de Maraver, en este caso, vuelve a ser negativa: “Un zumo nunca va a sustituir a una fruta o verdura entera ya que cuando masticamos una fruta o verdura tenemos que hacer un proceso de masticación, deglución y digestión con ayuda de nuestras enzimas digestivas para sacar todos esos azúcares que nos aportan estos alimentos y que están en una matriz rica en fibra”.

¿Cuáles son sus beneficios?

Como comentábamos al inicio de este artículo, los zumos verdes o detox, al estar elaborados con frutas y verduras frescas, son un aporte indudable de vitaminas y minerales, que no van a perjudicar a nuestra salud ni, probablemente, nos harán ganar peso si los consumimos correctamente. De hecho, también hay una serie de beneficios de tomar este tipo de alimentos en zumos o batidos, en diferencia a cocinarlos y someterlos a procesos de cocción. Rocío Maraver, especifica en este sentido que “al ingerirlas en su estado crudo, tienen más aporte de muchos nutrientes que se van perdiendo durante el cocinado ya que son vitaminas hidrosolubles. Es el caso por ejemplo de la vitamina C o las del grupo B”.

¿Cómo deberíamos consumirlos?

Aunque ya hemos especificado que su consumo no es perjudicial ni tiene por qué estar enfrentado con llevar una dieta saludable, lo cierto es que no deberían ser la base de la misma. Las razones, tal y como explica Rocío Maraver, “por un lado será insuficiente desde el punto de vista nutricional ya que me faltaría el aporte de otros nutrientes como, por ejemplo, las proteínas y por otro lado sería monótono”. Por otro lado, añade que resultaría aburrido e insostenible a largo plazo, y acabaríamos ingiriendo alimentos más insanos. “El problema es que la moda de los zumos verdes se ve como una dieta milagro más a la que estamos dispuestos a recurrir para bajar de peso rápido. No es perjudicial tomarlos de vez en cuando o a modo de complemento, pero sí utilizarlos como sustitutivos de comidas día tras día a modo de dieta para perder peso”. Finalmente, si vamos a ingerirlos de forma esporádica o habitual, pero no como base de una dieta, la nutricionista nos recomienda combinarlos con otros alimentos que nos aporten los nutrientes de los que carecen estos zumos y batidos, “para hacerlos más completos podemos añadir algún ingrediente que le aporte proteínas como la leche, el queso batido, o las semillas de chía”.