Inicio Deportes Benzema se libera de la sombra de Ronaldo

Benzema se libera de la sombra de Ronaldo

Se ha ido Cristiano Ronaldo y resulta que Bale y Benzema se ponen a marcar goles para el Real Madrid. Van dos jornadas de liga y la final de la Supercopa, pero los dos delanteros que quedaron de la otrora famosa BBC están respondiendo pues hacen goles, como también Asensio, el otro atacante. El domingo en Girona Benzema fue decisivo en la victoria madridista con dos tantos y uno más anulado luego por fuera de juego.

El ariete francés viene de dos malas temporadas en el aspecto goleador y de un participación irregular en el juego. Cuando Zidane decidió que Ronaldo dejara la banda y fuera un delantero centro puro, Benzema sufrió. Le tocó salirse del área, ser un punta móvil, irse hacia la izquierda muchas veces, no ser un rematador casi sino un segundo punta…

Benzema llegó a hacer una buena pareja con Ronaldo al entenderse bien, pero sin hacer muchos tantos

Pero Benzema consiguió ser un buen aliado de Ronaldo pues bajó peso, corrió más, demostró que podía tocar la pelota en la zona del mediapunta y generar espacios. El portugués siempre le elogiaba al igual que Zidane. Ahora Julen Lopetegui le pide la misma movilidad, que no esté estático cerca del área sino que intercambie posiciones con dos delanteros inusuales como Bale y Asensio, que parten desde las bandas pero también se meten por dentro.

El jugador galo empató para el Madrid en la Supercopa y logró dos tantos en Montilivi. Se le ve cómodo y quiso reivindicarse tras el partido con algunas frases. “El fútbol no es sólo marcar goles, ¿sabes?”, contestó a la prensa en Girona en referencia al trabajo que hace al equipo. Luego añadió que “hace 10 años que estoy aquí y trabajo siempre para mi equipo para ganar partidos. Pero tengo ganas de marcar muchos goles y ayudar a mi equipo a ganar títulos”.

Sólo Marcelo desentona de forma importante con sus errores atrás, pero se quejó de ser sustituido

Por ahora, el único defecto grave que tiene el Madrid de Lopetegui es Marcelo, fatal con sus errores tanto en la Supercopa como en Girona. Fue sustituido en este partido para tapar esa hemorragia, algo que no gustó al lateral: “Me ha sorprendido el cambio pero respeto la decisión del míster; yo quería seguir porque me encuentro bien, al cien por cien”.