El mejor escudo protector que puedes tener no son las medicinas sino los alimentos más saludables que se encuentran en tu cocina. 

La comida fresca puede ser un poco cara, pero no te arrepentirás en invertir un poco más en ella ya que comida más saludable definitivamente no hay. Con un amplio rango de vitaminas, minerales, antioxidantes y otros componentes, ayudan a proteger nuestro cuerpo todos los días de enfermedades y malestares.
Recuerda que entre más frutas y verduras consumas, más saludable estarás.

Corazón
La mayoría de las personas creen que para absorber todos los nutrientes y vitaminas de las frutas y verduras deben estar crudas; esto no del todo cierto pues la cocción de algunas ayuda a liberar más vitaminas y minerales.
Para el corazón te recomendamos los tomates cocidos pues contiene poderosas dosis de antioxidantes.
Para mantener este órgano súper saludable, come guayaba, melón, vegetales verdes como la lechuga o espinaca, brocoli, coliflor, col y frutas cítricas.

Cáncer
Según recientes investigaciones, si agregas un plato extra de frutas y verduras al día, reducirás los riesgos de contraer cáncer en el cerebro, cuello y pulmones. Las carnes rojas previenen el cáncer de próstata.
La lechuga bróculi, col, cebolla, coliflor y zarzamora son súper eficaces también por todos los antioxidantes que tienen.
Opten por frutas y verduras que tengan vitaminas A, C y E como los cítricos y moras.

Vista
Dicen que las zanahorias son espectaculares para la vista y, a pesar de que es verdad, son las verduras con hojas las que nutren más a nuestros ojos.
El consumo diario de espinaca y lechuga reduce el riesgo de perder la vista.
También el kiwi, peras y maíz ayudan al crecimiento, desarrollo y salud de tus ojos.

Diabetes
Comidas pequeñas y regulares ‘snacks’ con suficientes hojas y legumbres son tu mejor opción.
Los frijoles y lentejas son muy buenos para tu salud pues tienen altas dosis de fibra, son fáciles de digerir y proveen mucha proteína.
Intenta evitar vegetales con muchos carbohidratos como la papa.

Obesidad
Un reciente estudio en la Universidad de Boston descubrió que una dieta compuesta por frutas y verduras no es suficiente para mantenerte en forma.
La mitad de tu plato debería tener vegetales verdes, zanahorias, hongos, espárragos, brocoli, coliflor y lechuga.
Opta por consumir saludables botanas como plátanos y manzanas.
Absténte de vegetales con muchos carbohidratos como la papa y el aguacate.

Depresión y estrés
En estos momentos lo único que queremos comer es helado y chocolate pero está comprobado que las legumbres mejoran tu estado de ánimo.
También la espinaca, moras, peras y manzanas reducirán la irritabilidad y cambios de humor.

Publicidad