Inicio Salud Por qué es importante la vacuna contra la Fiebre Amarilla

Por qué es importante la vacuna contra la Fiebre Amarilla

La fiebre Amarilla es una Enfermedad Infecciosa producida por el Virus de La Fiebre Amarilla, que se transmite por la picadura de mosquitos de la familia Aedes.

El doctor Jorge Panameño, infectólogo, explica que se trata de una enfermedad febril con que puede presentar complicaciones, como disfunción hepática, trastornos hemorrágicos, ictericia e incluso la muerte.

Tipos de Fiebre amarilla

De acuerdo al experto, se reconocen 2 ciclos de transmisión:

Selvática. Es una enfermedad de animales, principalmente de monos pero que puede pasar a seres humanos.

Urbana. Se da en núcleos urbanos, y generalmente está involucrado el mosquito Aedes aegypti, al igual que otras arbovirosis (virus transmitidos por artrópodos como el mosquito).

¿Por qué es importante vacunarse contra la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla no tiene tratamiento, por lo que la medida más importante para prevenirla es la vacunación, que desde hace varias décadas, es un método eficaz contra el virus.

Dentro de las ventajas de la vacuna, se mencionan que es muy segura y una sola dosis otorga  protección de por vida, pero debe ser administrada bajo indicaciones de un especialista.

Según el experto, la vacuna es preparada con virus vivos atenuados y por esta razón está contraindicada en personas con defensas bajas, como pacientes trasplantados, en quimioterapia, embarazadas y mujeres que dan pecho.

De igual forma, en los adultos mayores de 60 años aumenta la posibilidad de sufrir otras complicaciones que lleven a la muerte, “por lo que a partir de esa edad no se puede aplicar”, explica el doctor Panameño.

En El Salvador, el último caso reportado fue en 1921, desde entonces no se han notificado casos nuevos.

Sin embargo, debido a la presencia del mosquito transmisor en nuestro país, la enfermedad podría aparecer si no se toman las medidas adecuadas.

¿Cómo prevenir la fiebre amarilla?

El doctor Panameño recomienda a la población:

  1. Eliminar los criaderos de zancudos
  2. Antes de salir de viaje a una zona donde existe presencia de la enfermedad, vacunarse para protegerse del virus