Inicio Salud Pasos en la rutina para acelerar el metabolismo

Pasos en la rutina para acelerar el metabolismo

Cuando nos referimos a metabolismo, hablamos sobre la velocidad con la que nuestro cuerpo asimila o procesa los nutrientes que consumimos. Dependerá de factores como la genética, el ritmo de vida, tu edad y los hábitos de ejercicio que practiquemos.

Existen personas con metabolismo rápido (Aquellos que tiene gasto calórico superior al normal, aun estando en reposo) y otros con metabolismo lento (Son los que tienden a quemar poca grasa y  almacenan mayor cantidad), si eres de este último grupo, te mostramos cinco pasos para que trabajes y quemes con mayor facilidad las calorías:

  1. Desayuna como rey:

    El desayuno es la comida más importante del día, por lo que debes hacerlo de manera completa e integral para que inicies tu jornada con ánimo y energía.

Si comes algo nutritivo en el desayuno, tu metabolismo comenzará a trabajar inmediatamente.

  1. Has 5 comidas:

    Nuestro metabolismo se ralentiza, nos sentimos cansados y el nivel de azúcar en la sangre disminuye cuando pasamos mucho tiempo sin comer nada entre comidas.

Distribuir tus comidas a lo largo del día puede evitar que disminuyas el hambre y comas en exceso.

  1. Incluye el ejercicio a tu rutina:
    Un paso que no debe faltar si no quieres seguir acumulando calorías en tu cuerpo, es la práctica de actividad física. Puedes iniciar desde 10 a 20 minutos al día.

Para mejores resultados, incluye ejercicios de alta intensidad. Ten mucho cuidado y no confundas que hacer ejercicio sea una excusa para excederte en las comidas.

  1. Auxíliate del té verde:Reduce el apetito, contiene antioxidantes que ayudan a aumentar el metabolismo, lo que indica que se pierde peso en forma más rápida.
  2. Bebé mucha agua:
     El agua es el componente fundamental en nuestro cuerpo porque transporta nutrientes, elimina toxinas y mantiene hidratado nuestros órganos.

Un estudio presentado por la Sociedad Química Americana concluyó que tomar dos vasos de agua antes de cada comida ayudó a que las personas perdieran  peso promedio de 6 kilos, 2 kilos más que las personas que no bebían agua mientras seguían a una dieta.