Inicio Salud Los cinco mejores alimentos quema-grasa ¡No te van a Fallar!

Los cinco mejores alimentos quema-grasa ¡No te van a Fallar!

Los alimentos quemagrasa que no deben faltar en tu mesa

1. Lentejas.

Deliciosas en estofados, las lentejas son ricas en proteínas vegetales, fibra, vitaminas y minerales los cuales ayudan a que el organismo se nutra y el hambre repentina no sea un problema.

Una taza de lentejas brinda el 35% de la dosis diaria recomendada de hierro, esto es de gran importancia pues, según Tammy Lakatos, en su libro “The Secret of skinny”, la falta de nutrientes hace que el metabolismo trabaje más despacio ya que no obtiene la energía suficiente para trabajar eficientemente.

2. Avena.

Además de ser deliciosa y el acompañante ideal de la dieta, es rica en hidratos de carbono complejos y fibra. Por lo tanto, es un cereal de bajo índice glucémico.

Posee proteínas en cantidades importantes, grasas insaturadas y micronutrientes de gran valor que brindan energía. Suma potasio, vitamina B, magnesio, calcio y fósforo, fundamentales para los músculos. Preferentemente debe consumirse integral.

3. Quinoa.

Uno de los alimentos en boga, y su fama no es en vano: es un alimento rico en  vitaminas y minerales como el hierro, zinc, selenio y vitamina E, que ayudan a tener energía y brindar una mejor nutrición al organismo. Un gran aliado para quemar grasas por su alto contenido de proteínas. Riquísima con verduras o frutos secos.

4. Té verde.

Un superalimento ejemplar: reduce la capacidad de absorber grasas de alimentos y es el quemagrasas por excelencia, esto gracias a sus propiedades antioxidantes, que ayudan a las células a estar más sanas y contribuye a un mejor trabajo del hígado.

5. Espinaca.

Si estás buscando un suplemento que, además del ejercicio, te ayude a quemar la grasa abdominal, la espinaca es lo que necesita pues, además de ser rica en vitamina A, es un potente antioxidante y fuente de hierro. Contener fibra necesaria en la digestión y brinda la sensación de saciedad. Entre más pura sea consumida, es decir sin mayor condimentos ni cocción, sus propiedades se conservan más intactas.

Publicidad