Inicio Entretenimiento La magia de besar… ¡se puede decir lo que las palabras no...

La magia de besar… ¡se puede decir lo que las palabras no alcanzan a expresar!

Según los biólogos, un buen beso -dado por una persona que en verdad te gusta- desencadena una serie de reacciones físicas comparadas con ¡una sobredosis de anfetaminas!

¡A practicar todo tipo de besos!

Ladeado: Cuando las cabezas de ambos se inclinan en direcciones opuestas. Las cabezas de lado permiten un mejor contacto de labios y una honda penetración de la lengua… ¡Wow!

Inclinado: Cuando uno de los dos echa la cabeza hacia atrás y el otro que lo sujeta por el mentón, lo besa con pasión.
Beso presión: Se presionan los labios fuertemente con la boca cerrada. Es el típico de las películas de la época de oro del cine mexicano.

Superior: Uno de los dos toma con sus dientes el labio superior y el otro le devuelve el beso en el labio inferior.

Palpitante: Cuando uno de los dos deposita sobre los labios decenas de besos pequeños recorriendo toda la boca.

Beso contacto: Cuando se toca ligeramente con la lengua la boca del otro y apenas se hace contacto con los labios.

Con un dedo: El amante recorre la boda de la amada por dentro y por fuera con un dedo.

Alien: El que besa se apodera de la boca del otro hasta dejarlo casi sin respiración.

Cazador: El que lo da es desbordado por la pasión y muerde los labios del otro.

Esquimal: Se da con la punta de la nariz al rostro de la pareja tocando primero la punta de la nariz, y de ahí recorriendo suavemente todo su rostro y cuello.

Beso que hace el amor: Uno de los dos penetra profundamente con la lengua la boca del otro y maneja la relación como un coito.
Beso trompita: Muy utilizado como saludo cariñoso.

¿Cuál es tu favorito?

Publicidad