Inicio Deportes La historia de Pekerman, de taxista a figura del Mundial

La historia de Pekerman, de taxista a figura del Mundial

Las revoluciones más grandes pueden tener los comienzos más mundanos. En 1994, la Asociación Argentina de Fútbol nombró a José Pekerman como técnico de las selecciones nacionales Sub-20 y Sub-17. Dado que Pekerman era relativamente un desconocido, fue una elección sorprendente, pero resultó ser inspiradora. Gracias a las estructuras que puso en marcha, Argentina, cuya mala conducta en la Copa Mundial sub-20 de 1991 había asegurado que fueran suspendidos en el Campeonato Sudamericano que sirvió como clasificador para la edición de 1993, se convirtió en el equipo más consistente y exitoso en la historia del fútbol juvenil, ganando cinco de las siete Copas Mundiales entre 1995 y 2007.

Pekerman había sido un mediocampista intrascendente en Argentinos Juniors e Independiente de Medellín antes de que una lesión en la rodilla acabara con su carrera a los veintiocho años. Consiguió una serie de changas para ayudar a su familia, trabajando un tiempo como taxista mientras trataba de encontrar un puesto como entrenador.Finalmente lo tomaron como entrenador de la escuela de Chacarita antes de cumplir treinta y dos años, en 1982, y volvió a trabajar en el departamento juvenil de Argentinos. Después de una década allí, Pekerman se fue a Chile y trabajó como entrenador juvenil en Colo-Colo. Tenía experiencia pero ningún éxito claro.

Pekerman convocó al ex arquero Hugo Tocalli para conformar su primer equipo de trabajo en juveniles. Hicieron historia.© Proporcionado por THX Medios S.A. Pekerman convocó al ex arquero Hugo Tocalli para conformar su primer equipo de trabajo en juveniles. Hicieron historia.

Una vez que tomó el trabajo, Pekerman eligió a Hugo Tocalli y al entrenador físico Eduardo Urtasún para trabajar junto con él. Tocalli acababa de retirarse como jugador cuando José Yudica fue nombrado técnico de Vélez y lo nombró para dirigir la escuela. A pesar de que se fue a los tres años para ser técnico principal de Quilmes, su trabajo en Vélez había llamado la atención de Pekerman.

En menos de un año la Argentina había salido subcampeón (de Brasil) en el Campeonato Sudamericano Sub-20, consiguiendo un lugar en la Copa del Mundo en Qatar en 1995. Allí, con un equipo que visto hoy parece un poco modesto, sólo Juan Pablo Sorín continuó para ganar más de dos copas sénior, Argentina perdió en el último partido del grupo contra Portugal y terminó segunda en su grupo, pero luego venció a Camerún, España y Brasil sin recibir goles en la fase eliminatoria y levantar la copa. Fue el primer triunfo de Argentina en el torneo desde que el equipo de Maradona lo ganara en 1979. Tocalli no tiene dudas de que Pekerman fue la clave de la victoria. “Tiene una personalidad fuerte”, dijo. “Quizás no parezca ser así, pero lo es. Vive para el fútbol, estudia todo.”

Argentina defendió el título en Malasia en 1997, con un equipo formado por Walter Samuel, Esteban Cambiasso, Juan Román Riquelme y Pablo Aimar, todos jugadores que llegaron a ganar fama mundial y jugaron papeles importantes en la selección mayor. No pudieron pasar la fase de grupos en Nigeria en 1999, pero en 2001, en casa, con un equipo que incluyó a Willy Caballero, Julio Arca, Nicolás Burdisso, Fabricio Coloccini, Javier Saviola, Maxi Rodríguez y Andrés D’Alessandro, fueron campeones de nuevo, venciendo a Ghana en la final.

Pekerman hizo a debutar a Messi en agosto del 2005 en la selección mayor, pero fue expulsado antes de que transcurriera un minuto en la cancha.© Proporcionado por THX Medios S.A. Pekerman hizo a debutar a Messi en agosto del 2005 en la selección mayor, pero fue expulsado antes de que transcurriera un minuto en la cancha.

Pekerman nombró a sus tres perros Qatar, Malasia y Argentina por las locaciones de sus triunfos, pero aún con todos los trofeos, y toda la felicidad que trajeron, las copas nunca fueron su objetivo. “Lo más importante en las divisiones juveniles no es formar equipos para ganar partidos y torneos, sino tener en cuenta que estamos formando jugadores”,continuó Tocalli. “Debemos vernos como desarrolladores y no hacerlos entrenar y pensar como profesionales, porque no lo son. En el terreno juvenil, la victoria sin futuro no sirve; no es lo mismo en el equipo mayor. Desempeños contra resultados.”

Incluso después de que Pekerman se fuera a trabajar como coordinador técnico de la selección nacional, el triunfo de Argentina en el Sub-20 continuó. Francisco Ferraro los llevó a la victoria en Holanda en 2005, cuando el equipo incluyó a Lionel Messi, Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Fernando Gago, Lucas Biglia y Sergio Agüero antes de que Tocalli volviera para ganar el título en Canadá en 2007 con Agüero, Sergio Romero, Federico Fazio y Ángel Di María.

* periodista inglés, autor de Ángeles con caras sucias, las cinco grandes fases del fútbol argentino.