El papa Francisco aceptó el viernes la dimisión de Monseñor Juan José Pineda, obispo auxiliar de Tegucigalpa, Honduras, cuyo nombre está implicado en varios casos, anunció el Vaticano.

“El papa aceptó la renuncia en el puesto de obispo auxiliar de la archidiócesis de Tegucigalpa (Honduras) presentada por Monseñor Juan José Pineda”, indicó un escueto comunicado del servicio de prensa de Vaticano.

En marzo, antiguos seminaristas de la capital hondureña acusaron a Pineda, de 57 años, de conductas sexuales inapropiadas, según el semanario estadounidense National Catholic Register.

Los hechos se remontan “a principios de esta década”, en un periodo en el que el prelado enseñaba en el seminario de la archidiócesis.

Pineda estaba considerado como el brazo derecho del cardenal hondureño Óscar Maradiaga, uno de los consejeros más cercanos del papa Francisco. Maradiaga encabeza el “C9”, el consejo de cardinales que ayuda al papa a reformar el Vaticano.

En una investigación publicada en diciembre, el semanario italiano L’Espresso acusó a Pineda de estar vinculado con “gastos misteriosos que podrían haber sido efectuados con dinero de la Iglesia local, especialmente para lujosos regalos a un amigo cercano”.

Publicidad