Inicio Salud Ha perdido 57 kilos con un método que le ha sorprendido

Ha perdido 57 kilos con un método que le ha sorprendido

Cuando el doctor Kevin Gendreau, de Fairhaven, Massachusetts, vio a su hermana de 32 años enfermar cada vez más debido a un cáncer de ovario, el mismo evaluó su propia salud. El entonces médico residente de 28 años pesaba 136 kilos con una estatura de 1,72 cm. “Mi pobre hermana Rachel no tuvo ninguna opción”, dijo Gendreau a ‘Today’. “Estaba eligiendo no tener unavida saludable“, añadió.

Engordó 22 kilos cuando era estudiante de primer año de la universidad y se mantuvo comiendo compulsivamente para lidiar contra el estrés. Cuando su padre murió de una forma rara de melanoma, Gendreau recurrió a la comida basura para su comodidad, así que durante ese periodo ganó aún más peso. Mientras veía a su hermana luchar contra el cáncer, se dio cuenta de que su estilo de vida poco saludable lo había llevado a padecerproblemas de salud como hipertensión, colesterol alto, diabetes y apnea del sueño.

Encuentra una motivación

“Los comienzos fueron bastante lentos. Fui a la facultad de medicina sin superar mi depresión y los problemas de alimentación que surgieron a raíz de la muerte de mi padre”, aseguró. Tan pronto como se dio cuenta de que tener sobrepeso era una elección, algo hizo ‘click’ y Gendreau fue capaz de concentrarse en perder peso de una manera que no pudo hacer antes. Cuando comenzó en agosto de 2016, cortó todos los carbohidratosprocesados ​​y comió alrededor de 1.700 calorías al día, que fue rastreando con una aplicación de adelgazamiento. Los primeros 18 kilos “se derritieron”.

“Cuando tienes un historial de atracones y ansiedad alimenticia pierdes toda la fe en tu capacidad para controlar tus emociones y tu hambre. No tenía idea de que era mentalmente tan fuerte como en realidad soy”.

Cuando se estancó hizo algunos cambios en su dieta. Se centró en comer pollo, pavo, legumbres, verduras, café negro, té, yogur griego sin grasa, fruta y nueces crudas. Este cambio le ayudó a adelgazar mucho más. Pero, de nuevo, su progreso se paró cuando pesaba 102 kilos. “Me sentí mucho mejor. Pero a medida que la condición de mi hermana empeoraba, me motivé muchísimo porque sabía que iba a ser una parte muy importante de las vida de mis sobrinos”, explicó.

Ayuno intermitente

Cuando su hermana murió en junio de 2017 dejando atrás a sus hijos, Henry, de 3 años, y Sofíaa, de 7, Gendreau reinició nuevamente su pérdida de peso con la dieta 16:8, también conocida como ayuno intermitente . Desde el mediodía hasta las 20:00 consume la cantidad de calorías que quiere. Esto le ha ayudado a perder los últimos 27 kilos de su viaje, que le llevó un total de 18 meses.

Estoy sorprendido de que funcione. Siempre hay un nuevo régimen, pero este es muy sano desde el punto de vista médico y es por eso que me encantó”, comentó. Además, en los últimos meses comenzó a entrenar. Él espera que el ejercicio le ayude a endurecer el exceso de piel ahora sufre. “El noventa por ciento de mi pérdida de peso… proviene de la buena alimentación”, afirmó.

Desde febrero de 2018, este médico ha mantenido su peso y ha eliminado parte de su grasa corporal, lo que le ha ayudado a alcanzar un índice de masa corporal saludable. Ya no toma ningún medicamento y ha revertido todas las condiciones de salud que experimentó anteriormente. “Es solo sobre cómo me siento y cómo me miro en el espejo y no lo que dice un número en la báscula“, continuó.

Algunos consejos

Cuando se siente con mucho estrés vuelve a probarse sus camiseta XXXL y sus pantalones de talla 48. “Es un recordatorio tangible de lo lejos que he llegado y me hace sentir que valgo muchísimo y que me he esforzado de verdad. Sabía que tenía que estar saludable, así que es motivador ver lo que he conseguido”, explicó.

Debes encontrar tu razón. La suya estaba en la tristeza: su hermana se estaba muriendo y necesitaba estar mucho tiempo con los niños, aunque él cree que eso le hizo más fuerte cuando la cosa se puso difícil. “Sabía que tenía que estar sano por ellos. Esa fue la clave”, añadió.

Pero no creas que ha dejado de darse un capricho de vez en cuando. El proceso también debe tener permisibilidades. A pesar de su régimen, todavía disfruta de salir a comer con amigos y familiares. Los días que no descansa y se se salta la dieta, siempre elige una ensalada o pechuga de pollo al horno. Él nunca come en exceso gracias a un truco: “Como nueces, zanahorias y manzana entre horas. De esa manera, controlo mi apetito y cuando llega la hora de comer, tomo una ensalada”, concluyó.

Publicidad