Inicio Deportes Portugal sufre, pero pasa a la siguiente ronda

Portugal sufre, pero pasa a la siguiente ronda

Portugal ha empatado contra Irán (1-1) en un partido en el que el principal protagonista no fueron los jugadores sino el VAR, que estuvo presente hasta en tres ocasiones. Portugal abrió la lata con un golazo de Quaresma en la primera mitad, consiguiendo uno de los mejores goles del Mundial. Irán intentó la proeza hasta el último minuto pero sin éxito.

El partido comenzó con Irán esperando atrás y buscando sorprender a Portugal con balones largos. La primera ocasión no se hizo esperar y en el minuto 2, Cristiano Ronaldose internó en el área y saco un derechazo que el portero iraní atrapó en dos tiempos. En los primeros minutos de juego hubo muchas imprecisiones de ambos conjuntos pero, sobre todo por parte del portero iraní que tuvo muchas dudas con los balones aéreos.

En el minuto 15 del partido, Cristiano Ronaldo tuvo la oportunidad de tirar una falta, muy similar a la que marcó contra España pero finalmente no superó la barrera. Irán se mantuvo muy ordenado en todas sus filas complicando a una Portugal que únicamente era la dueña del balón pero sin la capacidad de sorprender a la defensa rival.

Cuando el partido parecía que se iba con empate al descanso, una gran combinación por la banda derecha de Portugal, provocaba que Quaresma pisase área e hiciese gala de su gran golpeo con el exterior, poniendo el balón lejos del alcance del portero iraní y marcando uno de los golazos del Mundial y logrando el 1-0 para Portugal.

La segunda mitad continuó igual que la primera, con la posesión lenta de Portugal y con Irán presionando la salida de Pepe y Fonte. En el minuto 50 una caída de Cristiano Ronaldo dentro del área, provocaba que se tuviese que acudir al VAR para finalmente decretar el árbitro penalti. Cristiano Ronaldo fue el encargado de lanzar desde los once metros aunque no pudo transformar la pena máxima por la gran parada del portero iraní. Ese fallo de Ronaldo perjudicó en el juego a su selección e Irán comenzó a adelantar líneas y a creer que era posible empatar el partido.

Irán tenía claro cómo hacer daño a Portugal: balones largos a Azmoun para que bajase la pelota y la dejase de cara a algún compañero, y de esta manera Irán estuvo cerca de encontrar el empate con un disparo de Ghoddos desde la frontal del área que rozó el palo de la meta defendida por Rui Patricio. Minutos más tarde, Queiroz pedía el VAR para su selección por una caída en el área provocada por Willian Carvalho que el árbitro ni siquiera aceptó revisarla. En la que el árbitro si que revisó el VAR fue en la acción de Cristiano Ronaldo en los últimos minutos por propinar un codazo Puraliganji que el árbitro tuvo que visionar, por segunda vez en el partido, para finalmente sacarle la tarjeta amarilla.

Cuando se entró en los minutos de la prórroga, una mano en el área de Portugal provocó una nueva participación del VAR, para  que finalmente el árbitro señalase el punto de penalti e Irán conseguía el gol del empate y además metía el miedo en el cuerpo a una selección portuguesa que veía peligrar la siguiente fase.

Finalmente el marcador no se movió (1-1) y Portugal se enfrentará a Uruguay este sábado a las 20:00. 

Publicidad