Inicio Deportes Por qué Cristiano no quiere tener cerca a Neymar

Por qué Cristiano no quiere tener cerca a Neymar

Cristiano Ronaldo (33) nunca da una puntada al aire y cuando todo el mundo saboreaba las burbujas blancas de la Champions, el dios del fútbol portugués le quitó la espoleta a una bomba: “Fue muy bonito estar en el Real Madrid… Ahora voy a disfrutar el momento y en los próximos días daré una respuesta”. El madridismo se desencajó como el marco de una ventana después de un terremoto. No entendía, no comprendía, no sabía… CR7, sí. Y Florentino Pérez, el presidente, también. Porque para él iban dirigidos los misiles del astro que no entiende cómo con su rendimiento, el Madrid pueda estar coqueteando con Neymar, su rival número uno en Nike.

Los opinadores y tertulianos futbolísticos cargaron contra Cristiano por haber colocado un petardo en la mesa de los comensales, justo en plena fiesta madridista. Pero el luso, que jamás da un paso sin medir la inmediata consecuencia, sabía que su carga de profundidad iba a estallar en la barriga de Florentino, donde más dolía, ante la gente. Declaración de guerra en toda regla. Es la peculiar manera de decir las cosas que utiliza el nativo de Funchal. Dar donde más duele.

Cristiano Ronaldo se siente profundamente defraudado con el presidente madridista porque, tras un acuerdo verbal de éste con Jorge Mendes, su amigo y agente, para una sustancial mejora del contrato (que no renovación, pues el límite sigue ahí: 30 de junio de 2021), han pasado las semanas y los meses y de aquel apretón de manos Pérez-Mendes no queda ni la foto. El Balón de Oro piensa que Florentino ha faltado a su palabra y se huele lo peor: la traición. Porque las aireadas filtraciones sobre el “interés” del Real Madrid sobre Neymar tienen, a juicio de CR7 y su entorno, un solo remitente: la planta noble del Santiago Bernabéu.

A Cristiano Ronaldo le sentó como una pedrada en la boca los guiños que Florentino Pérez le hizo a Neymar cuando su jugador llevaba en las manos el último Balón de Oro. En la sede suiza, Cristiano lo estaba considerando una traidora falta de sensibilidad por parte de su jefe, cuando Neymar es su gran rival en Nike (la marca deportiva de ambos), y por nada del mundo quisiera compartir vestuario con el brasileño. Ni ahora ni más adelante. Ahora mismo Cristiano es el abanderado de Nike en el equipo de moda en el mundo. ¿Qué ocurriría si Neymar compartiera cartel con Ronaldo? El luso, económicamente, saldría perdiendo.

Eso se lo hizo saber Jorge Mendes a Florentino. Y Mendes también le hizo saber al presidente otros detalles fundamentales. Por ejemplo, el enorme desajuste salarial que en la actualidad existe entre las estrellas del universo fútbol con respecto a la estrella del Real Madrid. Leo Messi gana 55 millones de euros netos, más del doble que Cristiano, que se embolsa ‘solo’ 21 millones de euros al año. Neymar Junior se lleva 38 millones cada año en el PSG, además de los 50 netos por ser imagen del Mundial de Qatar y el 100% de toda la publicidad que genere. En ese sentido, Cristiano se lleva el 60 por ciento de bonus publicitarios y el Real Madrid el 40. El francés Pogba, del Manchester United, sin haber conseguido ningún logro personal, gana el mismo sueldo que Cristiano. Y un compatriota de Pogba, el atlético Antoine Grizmann, cambie o no cambie de club este verano, tendrá también un aumento considerado por su club (en torno a 25 millones brutos).

Cristiano Ronaldo se siente agraviado y ha esperado con los brazos cruzados una reacción por parte del presidente del Real Madrid, pero el máximo dirigente ha permanecido impasible. El acuerdo verbal al que se llegó en marzo, que estaba con el visto bueno y a expensas de cobrar vida en el papel, sigue colgando en la pared de los olvidos en la oficina madridista. La última vez que se dieron la mano Pérez y Mendes fue para establecer una sustancial mejora salarial de Cristiano, más adecuada a la categoría del futbolista luso, aunque todavía lejana de las ganancias de Messi. Por aquel apretón de manos, Cristiano pasaría a ganar en el Real Madrid 30 millones de euros netos por temporada, más variables, aunque tras su papel clave en la recta final de temporada y las consecuencias en forma de Decimotercera, Mendes ha aumentado esa cifra hasta los 80 millones brutos, tal y como informó El Confidencial el pasado viernes.

Cristiano adora Madrid y a los aficionados blancos

El internacional portugués, que siente adoración por el Real Madrid, por sus seguidores y por la ciudad, barrunta en sus adentros una fea jugada de Florentino, una forma sibilina de mostrarle la puerta de salida y propiciar el aterrizaje de Neymar. Tras las quinielas del verano auspiciando una disolución definitiva de la famosa BBC, todas las papeletas señalaban a Bale y a Benzemá, ahora puede que cambie el escenario y el que deshaga el mágico triángulo tiene pinta de ser el rincón más infranqueable, el que ocupa Cristiano Ronaldo.

En medio de ese dolor tan agridulce, el agente del portugués ha recibido una reconfortante llamada proveniente del Manchester United. En el ‘Teatro de los sueños’ siguen recordando a Cristiano y están más que dispuestos a hacer una fuerte inversión por consumar el regreso de su hijo pródigo. Cristiano no ha contestado a la oferta. Todavía. Aun espera un gesto de Florentino. Y hablará. Sus palabras no dejarán indiferente a nadie.