Diario QuienOpina.Com – Los negocios ‘chollo’ de Ivanka Trump en China

Los negocios ‘chollo’ de Ivanka Trump en China

Redacción Diario QuienOpina.com junio 4, 2018 Comentarios desactivados en Los negocios ‘chollo’ de Ivanka Trump en China
Los negocios ‘chollo’ de Ivanka Trump en China

A pesar de tener un estilo más suave que el de su padre y mostrarse normalmente más comedidaIvanka Trumpha levantado un enorme revuelo en Estados Unidos. La hija del presidente de EEUU ha aumentado el valor de sus negocios en China en un momento en que Donald Trump negocia con Pekín cambios en sus relaciones comerciales y después de lanzar un órdago con los aranceles al hierro y al acero.

Los medios estadounidenses han revelado que, desde que Trump tomo posesión del cargo, Ivanka ha solicitado la aprobación de varias marcas registradas en China que le permiten lucrarse con la fabricación y venta de todo tipo de productos, desde mantas para bebés, toallas, cortinas, marcos y muebles hasta ataúdes, libros, café, chocolate y miel y productos de lujo como el perfume y maquillaje.

Ninguno de estos productos son los que realmente vende su empresa, que se dedica a la ropa, zapatos y complementos de lujo. Pero la fabricación de sus productos sí que procede principalmente de China.

Según Politico, la empresa de Ivanka solicitó el registro de 17 marcas el 28 de marzo de 2017, el día antes de que ocupara oficialmente el cargo de asesora de su padre en la Casa Blanca. Este lunes, la misma base de datos mostraba 25 marcas por revisar, 36 activas y ocho aprobadas provisionalmente.

La extraña salvación de ZTN

El New York Times detalla cómo se han sucedido los acontecimientos que han desatado la alarma en los últimos días.

El 8 de mayo, China anunció que había aprobado cinco marcas registradas de Ivanka.

Cinco días después, el 13 de mayo, Trump anunció que estaba haciendo todo lo posible por ayudar a la multinacional de telecomunicaciones china ZTE, una empresa a la que su propia Administración había sancionado previamente por hacer negocios con Irán y Corea del Norte.

Este movimiento desatóuna tormenta de sospecha y escándalo en EEUU y muchos medios se preguntaron a qué se debía su cambio de posición respecto a la empresa china.

Y el 21 de mayo, Pekín aprobó otras dos marcas a Ivanka.

Además de la extraña coincidencia en el tiempo de todo ello, un experto en propiedad intelectual citado por el NYT asegura que el proceso de registro de una marca en China suele tardar 18 meses y que el de la Primera Hija, como muchos llaman a Ivanka, ha sido “muy rápido”.

A los rumores de corrupción y conflicto de intereses se ha sumado la actitud esquiva de la hija del presidente, que ha llegado a abandonar una charla con periodistas inmediatamente después de ser preguntada por sus marcas en China y el ejercicio físico que hace Trump para evadir la obesidad.

Maggie Haberman

@maggieNYT

Ivanka Trump is leading a call on a WH event on sports tomorrow. First question is related to her business trademarks in China. WH aide on call declines to answer and redirects. A few q’s later, aide says Ivanka Trump had to go to another meeting.

Según sus asesores, ha tenido que ausentarse para acudir a otra reunión. Pero ante la insistencia de los periodistas, que han planteado las mismas cuestiones a quien ha tomado su lugar, la respuesta ha sido: “Pueden dirigir esas preguntas a la oficina de prensa”.

La popularidad de Ivanka en China

Ivanka tiene ya 34 marcas registradas en la segunda economía del mundo, con potencial para convertirse en la primera. La hija de Trump alega que ha tenido que pedirlas porque en China mucha gente registra los nombres de personas famosas para lucrarse a su costa y para defenderse ante copias falsas.

La hija del magnate es una persona increíblemente popular en China, cuyos ciudadanos admiran su belleza y su riqueza, según medios de EEUU. Según su empresa, hay más de 10 marcas registradas en su nombre con las que no tiene ninguna relación, entre ellas una de compresas y tampones y otra de vino.

“Algunos países verán en esto una manera de ganarse el favor de Trump”, sostienen los líderes de dos organizaciones sin ánimo de lucro que controlan los conflictos de interés, Fred Wertheimer (Democracy 21) y Norman Eisen (Ciudadanos por la Responsabilidad y la Ética en Washington, CREW).

Ambas entidades sostienen que los gobiernos extranjeros que negocian con el magnate saben que Ivanka es su hija favorita y además asesora del presidente. La hija de Trump ha renunciado a seguir al frente de su empresa pero sigue lucrándose con ella. Que represente a EEUU en eventos diplomáticos es un problema porque el resultado de las reuniones en las que participa afecta directamente a sus negocios.

No es la primera vez que sucede algo así: Ivanka consiguió la aprobación de tres marcas en 2017 el mismo día que cenó con el presidente chino en la casa de su padre en Mar-a-Lago. Y a principios de 2018 Trump anunció tarifas contra China que excluían las importaciones textiles, principal negocio de su hija.