Inicio Salud Los 3 mitos que encierra el Gimnasio

Los 3 mitos que encierra el Gimnasio

El gimnasio (o como popularmente solemos decir: “el gym”) se convierte en una de las principales alternativas que vienen a nuestra mente cuando pensamos en bajar de peso.

Es una buen idea, pero también tiene que ir de la mano con otros factores, como por ejemplo, la alimentación adecuada.

A pesar de los múltiples beneficios que el gimnasio trae para tu salud, tu peso y tus músculos, existen algunos mitos que hacen parecer a estos sitios como “santuarios mágicos para bajar de peso”. No todo es tan hermoso ni tan fácil como lo pintan ni todo lo que te dicen es verdad.

Los principales mitos

1.“entre más sudes, más adelgazas”. Esto es una rotunda mentira. Debemos recordarte que, al sudar, lo que pierdes es agua, no precisamente grasa y todo ese líquido regresará al momento que nos rehidratemos.

Otros dicen que si tomas agua durante el ejercicio te darán dolores abdominales: es importante que sepas que mantenerte hidratado durante el ejercicio con la cantidad correcta de líquidos te ayudará a desempeñar mejor tus ejercicios. Lo cierto es que no hay pruebas científicas que establezcan a qué surgen estos dolores que obligan a que aminores el ritmo de tu rutina.

2. Las mujeres que hacen pesas “se vuelven masculinas”, pero ¿de dónde sacan esas cosas?

Las pesas te ayudarán a tonificar tu cuerpo y mantenerlo firme. Si quieres aumentar el volumen de tus músculos (como el de una fisicoculturista) tendrás que cambiar de ritmo.

3. “La grasita del abdomen se elimina solamente con abdominales”.

Esta rutina hace que fortalezcas la zona, sin embargo, para poder disminuir de peso es imprescindible la alimentación adecuada. Tampoco es cierto que ir al gimnasio en ayunas sirva. Muchos expertos recomiendan hacer dos desayunos: el primero antes del gimnasio y de forma liviana; el otro, posterior a tus ejercicios y rico en proteínas.