Inicio Deportes Lesión de Salah fue un castigo divino, Predicador islámico

Lesión de Salah fue un castigo divino, Predicador islámico

La lesión en el hombro del astro egipcio del Liverpool, Mohamed Salah, en la Final de la Champions League, fue un castigo divino. Al menos así lo afirmó Mubarak al Bathali,predicador islámico kuwaití, quien aseguró que el jugador rompió su ayuno de Ramadán antes del partido, y por ende, fue penado.

Salah, de 25 años, sufrió una grave lesión en los ligamentos del hombro cuando el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, le cometió una infracción.

Según informes del Arabic Post retomados por Reuters, Salah, un devoto musulmán, había roto su ayuno de Ramadán al desayunar antes de la Final en Kiev, ya que había viajado los días previos al partido. A los musulmanes generalmente se les permite interrumpir el ayuno si se encuentran en viajes prolongados.

Sin embargo, el predicador kuwaití insistió en que el viaje de Salah “no era una excusa legítima” para dejar de ayunar, y agregó que Dios lo había castigado como resultado. Al Bathali escribió que ahora el jugador egipcio “tendrá asumir la carga de la responsabilidad”.

Se estima que Salah no podrá jugar durante alrededor de tres semanas. El predicador Al Bathali también tuvo algunas palabras de aliento para Salah, afirmando que es un “hombre virtuoso, bueno y respetado”, así como un importante embajador para los musulmanes. “No te aflijas, la puerta del arrepentimiento está abierta”, concluyó.