Inicio Internacionales La oposición anuncia más protestas contra Ortega

La oposición anuncia más protestas contra Ortega

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que aglutina a los sectores críticos con el Gobierno de Daniel Ortega, ha anunciado una nueva ola de manifestaciones en respuesta a “la peor masacre en tiempos de paz”, en alusión a la represión de las mayores protestas que ha sufrido el presidente nicaragüense en sus quince años de mandato.

Las protestas comenzaron el 18 de abril por una reforma de la seguridad social que aumentaba las retenciones a trabajadores y empresarios y ponía a cotizar a los jubilados, pero crecieron rápidamente hasta reclamar la “democratización” del país.

El peor episodio se vivió el pasado miércoles, cuando miles de personas fueron atacadas por grupos de civiles armados afines al Gobierno y por la Policía en la marcha de las mujeres que han perdido a sus hijos a lo largo de estas semanas. De acuerdo con el último balance, recogido por el diario local ‘La Prensa’, al menos 19 personas murieron ese día en Managua y otras ciudades.

Ortega propuso un diálogo nacional para sofocar el conato de revuelta pero la Conferencia Episcopal, que ejerce de mediadora, lo ha suspendido por la represión de las manifestaciones. El grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que visitó Nicaragua entre el 17 y el 21 de mayo determinó que se han cometido graves violaciones de los Derechos Humanos por el uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía y “grupos paraestatales”.

El dirigente ‘sandinista’ ha achacado la violencia a que “el demonio está sacando las uñas”. “En Nicaragua no existen fuerzas de choque ni grupos paramilitares afines al Gobierno”, ha sostenido, ratificando que la Policía seguirá actuando como hasta ahora.

“No estamos para discursos”, ha dicho la Alianza Cívica en un comunicado respondiendo a las declaraciones de Ortega. “Exigimos acciones concretas que demuestren que quieren una salida pacífica a la crisis, así como el respeto a la vida y el cese a la represión”, ha reiterado.

La plataforma opositora ha reprochado al Gobierno que su única respuesta ha sido “la peor masacre en tiempos de paz, masacre, que ha dejado más de 100 muertos, más de mil heridos, miles de detenidos, cientos de torturados y desaparecidos, censura a medios de comunicación y (…) numerosas violaciones a los Derechos Humanos”.

INTERVENCIÓN DE LA OEA

Así las cosas, ha reclamado a “instancias internacionales” que “activen todos los mecanismos legales para proteger y salvar a Nicaragua del Gobierno represor”. En concreto, han pedido la presencia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Ortega se ha negado a dimitir, principal reclamo de los manifestantes, sin embargo ha llegado a un acuerdo con la Organización de Estados Americanos (OEA) para reformar el sistema electoral de Nicaragua con el objetivo de celebrar comicios anticipados. Como primer paso, el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, ha dimitido.

Entretanto, la seguridad en torno a la casa de Ortega y su mujer y vicepresidenta, Rosario Murillo, sigue reforzándose. Según ‘La Prensa’, hay vallas de varias alturas y bloques de hormigón para impedir la entrada de vehículos, así como numerosos agentes fuertemente armados alrededor de la vivienda presidencial, ubicada en Managua.