Diario QuienOpina.Com – Estados Unidos muestra un centro de detención de hijos de ilegales

Estados Unidos muestra un centro de detención de hijos de ilegales

Redacción Diario QuienOpina.com junio 16, 2018 Comentarios desactivados en Estados Unidos muestra un centro de detención de hijos de ilegales
Estados Unidos muestra un centro de detención de hijos de ilegales

Son familias que cruzaron México desde Centroamérica hacia Estados Unidos buscando asilo. Cruzan la frontera con sus hijos. Pero al pisar suelo estadounidense, son separados. Los chicos van a”refugios”. Y sus padres, a cárceles federales. Es la política de Donald Trump de “tolerancia cero” para desalentar la inmigración ilegal. Calificada como “inmoral”, la medida está levantando ampollas en todo EE.UU. Este jueves un grupo de periodistas pudo entrar a uno de los centros (el más grande del país) donde están los chicos, un ex supermercado de la cadena Walmart, en Texas. “Está claro que están encarcelados”, fue la síntesis de un periodista de la NBC.

El drama escaló hasta la sala de conferencias de la Casa Blanca donde la vocera de Trump, Sarah Sanders, tuvo el jueves un duro cruce con periodistas sobre el tema.

En su rueda de prensa diaria, Sanders sufrió un episodio muy tenso con los periodistas al negar que la Administración del presidente Trump sea la culpable de la separación familiar que sufren los inmigrantes que llegan a la frontera sur de EE.UU.

Al ser preguntada al respecto, Sanders se enzarzó con varios corresponsales, quienes acabaron acusándola de carecer de empatía alguna.

“La separación de las familias extranjeras ilegales es producto de las mismas lagunas jurídicas que los demócratas se niegan a cerrar y estas leyes son las mismas que han estado en los libros durante más de una década. El presidente simplemente las está imponiendo“, aseguró Sanders.

“Está en la Biblia”

LOS ANGELES, CA - JUNE 14: A protestor holds a sign at the 'Families Belong Together March' against the separation of children of immigrants from their families on June 14, 2018 in Los Angeles, California. Demonstrators marched through the city and culminated the march at a detention center where ICE (U.S.Immigration and Customs Enforcement) detainees are held. U.S. Immigration and Customs Enforcement recently arrested 162 undocumented immigrants during a three-day operation in Los Angeles and surrounding areas. Mario Tama/Getty Images/AFP== FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==: LOS ANGELES, CA - JUNE 14: A protestor holds a sign at the 'Families Belong Together March' against the separation of children of immigrants from their families on June 14, 2018 in Los Angeles, California. Demonstrators marched through the city and culminated the march at a detention center where ICE (U.S.Immigration and Customs Enforcement) detainees are held. U.S. Immigration and Customs Enforcement recently arrested 162 undocumented immigrants during a three-day operation in Los Angeles and surrounding areas. Mario Tama/Getty Images/AFP == FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. LOS ANGELES, CA – JUNE 14: A protestor holds a sign at the ‘Families Belong Together March’ against the separation of children of immigrants from their families on June 14, 2018 in Los Angeles, California. Demonstrators marched through the city and culminated the march at a detention center where ICE (U.S.Immigration and Customs Enforcement) detainees are held. U.S. Immigration and Customs Enforcement recently arrested 162 undocumented immigrants during a three-day operation in Los Angeles and surrounding areas. Mario Tama/Getty Images/AFP == FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==

“¿No tenés empatía? Vamos, Sarah, sos madre. No sentís empatía por lo que esta gente está pasando”, la arrinconó un periodista, que incluso acabó poniéndose de pie indignado. Otro, refiriéndose a las continuas alusiones religiosas del gobierno, le preguntó a la portavoz dónde dice en la Biblia que “es moral separar a los niños de sus madres”.

Es muy bíblico reforzar la ley y eso está repetido de hecho varias veces a lo largo de la Biblia”, respondió Sanders, aumentando la crispación en la sala.

Vox

@voxdotcom

Reporter: “Where does it say in the bible that it’s moral to take children away from their mothers?”

White House Press Secretary Sarah Sanders: “It is very biblical to enforce the law.”

El escándalo arrancó hace unas semanas cuando el gobierno, a través de su fiscal general, Jeff Sessions, empezó aplicar unas directrices bajo el rótulo de “tolerancia cero” a la inmigración ilegal, por las que los inmigrantes que atraviesan la frontera junto a sus hijos son llevados a centros de detención y separados de los menores, a los que trasladan a lugares de acogida dirigidos por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés).

Cabe aclarar que el HHS admitió ante una audiencia en el Congreso no tener idea donde están unos 1.475 chicos detenidos en la frontera y llevados a refugios el año pasado. Al día de hoy nadie sabe dónde están.

Un refugio de menores en un viejo supermercado

Manifestantes en la marcha de "Las familias tienen que estar juntas" en Los Ángeles./ AFP© clarin.com Manifestantes en la marcha de “Las familias tienen que estar juntas” en Los Ángeles./ AFP

Un pequeño grupo de periodistas pudo ingresar por primera vez este jueves al más grande refugio para chicos indocumentados en EE.UU., un ex Walmart, donde viven 1.500 niños de entre 10 y 17 años. Hay actualmente unos 26 centros similares en el país, todos operando al máximo de su capacidad, por lo que el gobierno se ve en la emergencia de construir más. Ya se habla de una “ciudad de carpas” a construirse en Texas.

El centro recorrido por la prensa en Texas lleva el nombre de Casa Padre. La mayoría de los chicos allí cruzaron solos la frontera, sin compañía. Pero con la llegada al lugar de más niños separados de sus padres, el refugio está llegando a su capacidad máxima. Hubo que agregar camas adicionales en cada habitación de 3 por 4 metros. Por cada cuarto hay cinco cuchetas.

Los chicos pasan dos horas por día al aire libre. El resto de la jornada transcurre en el interior del viejo depósito de Walmart, con retratos de Donald Trump y la bandera norteamericana pintados en las paredes. Tiene tres comidas al día y dos colaciones.

Tiene clases donde pueden aprender inglés y educación cívica estadounidense. Y acceso a la TV y juegos de video. Pueden hacer dos llamados telefónicos por semana.

Política oficial

Mural de Trump en el centro de Casa Padre, en Texas./ US Department of Health and Human Services© clarin.com Mural de Trump en el centro de Casa Padre, en Texas./ US Department of Health and Human Services

El gobierno ha decidido así separar en forma indefinida a hijos menores de edad de sus padres solicitantes de asilo detenidos en la frontera de Estados Unidos con México. Jeff Sessions, el fiscal general que también es una especie de ministro de Justicia, anunció como política oficial el arresto y separación de todos los padres de sus niños que entraran ilegalmente.

“Hoy, estamos aquí para enviar un mensaje al mundo: no vamos a dejar que este país se desborde. Si cruzas la frontera de manera ilegal, te procesaremos”, dijo Sessions.

“Si contrabandea a un niño, entonces lo imputaremos y ese niño será separado de usted como lo exige la ley”, advirtió. “Si no le gusta, entonces no contrabandee niños por nuestra frontera”, añadió.

El gobierno sostiene que la política es necesaria para reducir la inmigración ilegal, pero los críticos dicen que es cruel para quienes buscan asilo huyendo de la violencia en Centroamérica.

“Este fiscal general tomó la decisión de separar a nuestros niños de sus padres, es inmoral, es un crimen y no la vamos a aceptar”, expresó Gustavo Torres, director ejecutivo de grupo pro-inmigrantes CASA.

Inmigrantes en cárceles federales

A falta de espacio en otras instalaciones, los padres terminan en cárceles federales aún cuando no son delincuentes.

Los grupos defensores de los derechos humanos destacan casos de niños llevados a centros en Seattle, sin que se sepa dónde están sus padres.

Los padres pueden terminar en cualquier otra punta del país en prisiones federales en Victorville, California; La Luna, en Texas; Sheridan, en Oregon; y SeaTac, Washington.

La representante federal Pramila Jayapal, demócrata por Seattle, dijo que se reunió con mujeres de 16 países que fueron recluidas en la prisión de SeaTac. La mayoría de ellas busca asilo político para huir de la violencia y la violación contra ellas o sus hijos. Aproximadamente la mitad de ellas fueron separadas de sus hijos, algunos de los cuales tenían 6 años, según Jayapal.

Los demócratas llevan varias semanas denunciando esta práctica, y ya hay grietas en el partido Republicano. La oposición propuso varias leyes para prohibirla, mientras que el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, convino en la necesidad de poner fin a esta cuestión.

Marchas

Marcha en Los Ángeles por la unidad de las familias. / AFP© clarin.com Marcha en Los Ángeles por la unidad de las familias. / AFP

El fenómeno tomó las calles. Hubo una marcha en contra este jueves y otra el viernes pasado, en varias ciudades de Estados Unidos para protestar contra la política de separar familias que buscan asilo en el país.

“¡La familia tiene que permanecer junta!”, gritaban cientos de personas frente al Departamento de Justicia (DOJ) en Washington, acusando al gobierno de violar derechos humanos y traumatizar niños por motivos políticos.

“Esto es una emergencia, cada día niños son arrancados de los brazos de sus padres, el gobierno Trump tiene que parar esta política”, dijo Jéssica Morales, presidente de la campaña ‘We Belong Together’ (Debemos permanecer juntos).

La protesta llega luego de que el gobierno republicano admitiera y confirmara que desde octubre ha separado a cientos de familias que han cruzado la frontera sin documentos.

Marcha en Los Ángeles por la unidad de las familias. / AFP© clarin.com Marcha en Los Ángeles por la unidad de las familias. / AFP

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, del inglés) impuso una demanda contra la medida, que considera es una violación de derechos fundamentales.

“Separar familias es más que cruel e innecesario, es una tortura”, indicó la organización.

La política busca frenar el éxodo de miles de familias pobres, la mayoría de El Salvador, Guatemala y Honduras, hacia Estados Unidos, que en la frontera entre este país y México se entregan a las autoridades para pedir asilo.

Son parte de un alza en la inmigración ilegal que ha molestado profundamente a Trump.

Solo en abril, 50.924 personas fueron detenidas cruzando la frontera sin papeles,incluyendo 4.314 niños sin compañía y 9.647 unidades familiares, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

De octubre a abril, fueron separados unos 700 niños de sus padres.