El sexo ha sido objeto de diferentes estudios donde se han reafirmado los beneficios inmediatos y a largo plazo de mantener relaciones sexuales placenteras. 

Según los investigadores el sexo disminuye el riesgo de: padecer enfermedades cardíacas, mejora la tensión arterial, ayuda a controlar el peso, los niveles de testosterona y estabiliza los nervios.

Pero sobre todo tiene un impacto en tu bienestar emocional, porque te sientes más relajado y tu humor mejora considerablemente.

Es por eso que te compartimos diez razones biológicas por las que el sexo te hace bien.

Mejora el sueño

Se ha comprobado que tanto el orgasmo femenino como el masculino ayudan a relajar el  y a disminuir el estrés y la ansiedad, porque causa bienestar general.

Mejora la inmunidad

Tener relaciones sexuales una o dos veces por semana ayuda a aumentar los niveles de inmunoglobulina A, que ayuda al cuerpo a defenderse de los microorganismos que producen las enfermedades.

Las personas que practican el sexo de forma regular tienen menos riesgos de padecer gripes y otras infecciones.

Disminuye las enfermedades cardiovasculares

Los hombres que tienen relaciones sexuales dos o más veces por semana disminuyen el riesgo de padecer y morir por un ataque cardíaco en comparación con aquellos que tenían relaciones sexuales una vez por mes.

Además el sexo es un excelente ejercicio que mejora la circulación de la sangre. Por cada media hora de sexo se puede quemar aproximadamente 100 calorías.

Disminuye el dolor

Algunos estudios indican que el orgasmo estimula la producción de oxitocina, que estimula a la vez las endorfinas, que tienen múltiples funciones como regular la temperatura, el hambre y las emociones.

También poseen un efecto similar al de la morfina lo cual ayuda a disminuir la sensibilidad al dolor y mejora el estado de ánimo.

Previene la depresión

Distintos estudios han relacionado a las prácticas de las relaciones sexuales con un menor índice de depresión, problemas psiquiátricos y de suicidios para ambos sexos.

Algunos investigadores han llegado a decir que la exposición al semen por parte de la mujer es beneficioso para la salud mental, mejora el autoestima y las relaciones sociales.

Aumenta los niveles de testosterona

Distintos estudios demuestran que durante la relación sexual múltiples hormonas se liberan, entre las cuales se destacan por su función cardioprotectora.

Estas sustancias son liberadas en las etapas previas a la relación sexual, cuando el deseo comienza a aumentar y continúan altas durante todo el desarrollo de esta.

La testosterona y la DHEA disminuyen el riesgo de padecer un infarto cardíaco y de daño a las células del musculo del corazón en caso de presentarse uno.

Disminuye el riesgo de cáncer de mama

Durante el orgasmo, se liberan sustancias que disminuyen la probabilidad de sufrir el tipo de cáncer más frecuente en el sexo femenino.

Estudios que han planteado la hipótesis de que algunos componentes del esperma pueden reaccionar con las defensas del cuerpo generando ciertas sustancias protectoras.

Disminuye el riesgo de cáncer de próstata

El cáncer de próstata es otra enfermedad maligna que disminuye con la práctica de las relaciones sexuales, según los investigadores.

Durante la eyaculación se produce la eliminación de sustancias cancerígenas y la relajación de la zona, que ayuda a disminuir el riesgo de padecer cáncer a la próstata.

Mejora la fertilidad

La actividad sexual y la excitación frecuente mejora la fertilidad, ya que regulariza los ciclos menstruales, tener relaciones sexuales cuatro o más veces por semana aumenta la probabilidad de quedar embarazada.

Además, la eyaculación previa al orgasmo femenino está asociada a una mayor retención de esperma lo cual aumentaría las probabilidades de un embarazo.

Aumenta los años de vida

Según un estudio realizado en Caerphilly, Gales del Sur, la práctica regular de las relaciones sexuales aumenta la longevidad. Esta investigación relacionó los orgasmos y su frecuencia con la mortalidad.

Se demostró que los hombres con más de dos orgasmos por semana tienen un 50% menos de riesgo de mortalidad en comparación con aquellos que solo tenían relaciones sexuales una vez al mes.

Si bien la práctica de las relaciones sexuales son beneficiosas, debes practicarlas con seriedad y responsabilidad, para evitar enfermedades que se transmiten por esta vía.

Publicidad