Diario QuienOpina.Com – Beneficios de comer despacio que mejorarán tu salud

Beneficios de comer despacio que mejorarán tu salud

Redacción Diario QuienOpina.com junio 22, 2018 Comentarios desactivados en Beneficios de comer despacio que mejorarán tu salud
Beneficios de comer despacio que mejorarán tu salud

Llegas a tu casa con un hambre voraz y acabas todo lo que está en el refrigerador, y cuando terminas, tienes más ganas de comer. ¿A quién no le ha pasado? Para evitar este problema y otros relacionados con la salud de tu sistema digestivo y tu peso, te invitamos a que sigas leyendo y descubras estos beneficios de comer despacio que cambiarán tu forma de alimentarte.

  • LO QUE TODOS BUSCAMOS:  ADELGAZAR

Está demostrado que cuando comes despacio, masticando bien los alimentos, descubres tu verdadero índice de saciedad. Este nace del propio estómago y te indica cuándo tienes hambre y cuándo no. Si comes lentamente y escuchas tu cuerpo, sabrás cuándo tienes que parar. De esta manera descubrirás que no necesitas comerte todo el plato, ni que tienes la necesidad de pedirte más en un restaurante ni un menú XXL. Comerás menos y te sentirás saciado.

  • EVITAS MALAS DIGESTIONES

Comer más despacio y sobre todo masticar más la comida hace que el cuerpo tenga más tiempo para digerir los alimentos y haga menos trabajo en la digestión. Esto ayuda a evitar la hinchazón, la pesadez y los gases. Este último punto además se nota muy rápidamente, ya que cuando se traga deprisa se arrastra aire al interior del organismo y eso provoca los temidos gases.

  • PRUEBAS EL VERDADERO SABOR DE LA COMIDA

Cuando masticas bien los alimentos descubres sus verdaderos matices. A veces, el hambre te provoca ansiedad y tragas sin apenas apreciar el sabor. Si pruebas a comer despacio te darás cuenta del auténtico sabor de los alimentos, y es probable que te sorprendas descubriendo que en realidad te apetece más dar un bocado a algo saludable con un sabor y textura natural que un pan dulce o una bolsa de friturass.

  • TE AYUDA A SER MÁS FELIZ

De esta forma, te liberas de la ansiedad y el remordimiento que produce comer demasiado. Ya no hay ansiedad porque comes tranquilamente, siendo consciente de tu propio cuerpo y de tus necesidades, sin comer más de la cuenta ni comer con la mirada.

  • NO MÁS PROBLEMAS PARA IR AL BAÑO

Hacer que el estómago trabaje menos porque le envías la comida bien masticada provoca que hagas mejor la digestión y, por lo tanto, no solo se consigue evitar la pesadez y los gases, también hace que vayas mejor al baño ya que tu organismo tiene que trabajar menos para diluir la comida. ¿Y cuántas veces hay que masticar la comida? Los expertos recomiendan unas 20 veces por bocado.

  • TE VUELVES MÁS SOCIABLE

Al acostumbrarte a comer más despacio, cuando vayas a un restaurante o comas con amigos, no te sentirás irascible si la comida tarda en llegar o si tus acompañantes no quieren pedir postre y tampoco tendrás miedo de que sea insuficiente. Disfrutarás realmente de la compañía porque comer despacio te permite hablar entre bocado y bocado y estar menos pendiente de devorar tu plato y más pendiente de la comunicación y del contacto visual.

  • TU BOLSILLO LO NOTARÁ

Evitarás pedir en un restaurante algún entrante o postre que no necesitas ingerir y, de la misma manera, comerás menos en casa. Es probable que lo que antes comías solo en la comida ahora te sirva para dos veces, por lo que el ahorro en tu cesta de la compra puede ser considerable.

¿Cómo lograr comer más despacio?

Debes proponerte un plan de tres semanas. Está probado que 21 días es el tiempo necesario para adquirir un hábito e incorporarlo a tu vida para siempre. Por ello, la idea es que al menos durante este tiempo comas siempre de forma consciente. Esto es, sin mirar la tele y procurando no entretenerte demasiado. Cuenta al menos hasta 20 con cada bocado que te metes en la boca. Tu salud bien vale el esfuerzo.