La pista de aterrizaje apenas se percibe. Una gran neblina deja ver un poco de un enorme avión, de un automóvil desciende un hombre y una mujer. Él viste de mezclilla y ella lleva puesto un vestido blanco. Mientras él se pone una chamarra de piel café, ella llora desconsolada por una despedida. Al fondo, se escucha una poesía, escrita por Marco Bravo, amigo de Pedro Torres y leída por Luis Miguel.

Después de un minuto del video ‘La incondicional’, perteneciente al disco ‘Busca a una mujer’, y en los siguientes segundos aparecerá frente a las cámaras en escenas emblemáticas del ídolo. El mismo hombre vestido de azul entra a un ancho pasillo en el que hay una silla roja y un militar que lo está esperando. Del otro lado, una gran ventana muestra a soldados que van y vienen mientras el sol alumbra la llegada de Luis Miguel.

© Proporcionado por Editorial Televisa S.A. de C.V.

Se puede ver muy reviso. Saluda al militar que lo espera, el peluquero del Heroico Colegio Militar. La cámara enfoca el rostro del intérprete quien está sufriendo mientras una manta blanca cubre su pecho. De pronto aparecen unas tijeras y maquina para cortar el pelo, segundos después el cantante se toca el rostro y es ahí donde se da cuenta que perdió su melena.

“Luis Miguel saltó de una plataforma de 10 metros para un clavado. Bajó por un edificio en rapel. Vivió en carne propia la vida completa de un militar, pero cuando supo que, por petición del entonces Secretario de Defensa, Antonio Riviello Bazán, debía de cumplir con las normas del Heroico Colegio Militar comenzó el gran problema, puesto que una de las principales normas era el corte de pelo. Al principio, se negó rotundamente. Simplemente, no quería dejar de lado su peculiar cabellera, signo de distinción entre sus millones de seguidores. Pero al final, él era un profesional, así que sólo puso en claro que debía de mantener una gran parte de su imagen para sus siguientes conciertos y aceptó“, comentó el director Pedro Torres.

© Proporcionado por Editorial Televisa S.A. de C.V.

“La verdad y entre todas las anécdotas de la filmación, que duró cuatro días entre las grabaciones del Colegio y las de la Escuela de la Fuerza Aérea de Santa Lucía, la del corte de cabello la de mayor tensión. Micky no quería y estaba completamente nervioso. A pesar de que pidió tener muy de cerca a su estilista Marco Rosado, no dejaba de parar y dar indicaciones sobre el tamaño, la cantidad, el estilo, hasta que decidimos platicar y llegar a un acuerdo. Se le cortaría el cabello para tres tomas”.

“Trataríamos de tocar lo menos posible la forma, intentando rebajar sólo los lados y un poco de atrás y con un par de trucos de Marco y de la cámara fue como logramos el efecto del corte, que parecía mucho más sustancioso de lo que de verdad ocurrió. En realidad, se le cortó poco y aún así el estaba muy nervioso y poco cómodo. Ya en la siguientes tomas ayudó mucho el gorro militar, pero puedo decirte que ha sido uno de los momentos de mayor tensión que viví al lado de Luis Miguel”, concluyó.

Publicidad