Inicio Salud Qué alimento debes comer cuando estás enfermo

Qué alimento debes comer cuando estás enfermo

3

Entre las enfermedades que nos atacan de forma más recurrente están la gripe y sus molestos síntomas que por si fuese poco con el pasar de los años pareciera que se supera a sí misma, pues es común escuchar que cada vez pega más fuerte.

Percibimos los síntomas y ya estamos casi convencidos de que el resfriado ha llegado a nuestras vidas. Claro que no es lo mismo tener toses que mucosidades, fiebres, escalofríos, dolor de cabeza, fatiga, diarrea o, en el peor de los casos, el combo completo.

Lo más normal es que nos toque incubar el virus en la cama y dejar pasar unos días hasta que acabemos con él, pero además de los medicamentos que nos receten los médicos, puedes ayudar a tu cuerpo a deshacerse del incómodo malestar acompañando tu tratamiento con la alimentación adecuada según los síntomas que tengas.

En base a las opiniones de diferentes expertos en medicina, te mostramos una lista de qué debes consumir si te estas sintiendo mal.

Dolor al tragar

Ingiere platos suaves y cremosos (caldos), sopas o purés serán ideales para ayudar a calmar el dolor sin notar demasiadas molestias al tragar. Los yogures, las natillas o las infusiones tibias con menta y miel son ideales para reducir la inflamación.

Evita comer nada demasiado caliente ni alimentos que puedan rasparnos la garganta al tragarlos como las nueces o las patatas fritas. Los zumos de frutas ácidos, como el de naranja o la limonada, así como las verduras crudas pueden ser molestos si tenemos la garganta irritada.

Cansancio y fatiga corporal

Consume alimentos que contienen magnesio como las nueces, plátanos, o aguacates, así como los ricos en calcio como el yogurt o el los zumos de naranja aderezados con calcio que también ayudan a disminuir los calambres musculares.

Evita cualquier alimento que deshidrata porque puede empeorar los dolores musculares especialmente el alcohol y la cafeína.

Náuseas y mareos

Cuando nos sentimos mareados, normalmente no va a apetecernos tomar nada por miedo a sentirnos peor, pero algunos alimentos pueden ayudarnos a calmar a los ácidos estomacales aliviando estos síntomas.

Toma  porciones pequeñas de alimentos que huelan lo mínimo. Las galletitas saladas, el pan tostado o los cereales, así como bebidas con jengibre, limón o menta que ayudarán a calmar el malestar del estómago.

No comas alimentos grasos, picantes o excitantes como la cafeína, el alcohol o las bebidas carbonatadas pueden empeorar la sensación de mareo y las náuseas.

Diarrea

Debes ingerir frutas como el plátano, el pan tostado, platos basados en arroz, puré de patatas, el pollo al horno o las pechugas de pavo sin piel ayudarán a acabar con la descomposición estomacal.

Aléjate de los alimentos que contienen sorbitol u otros edulcorantes artificiales, que no son digeribles y pueden desencadenar diarrea, así como de otros que pueden causar gases e hinchazón como la cebolla, las manzanas, el brócoli, las coles y algunas legumbres como las alubias o los garbanzos. Como en el caso de las náuseas, beber alcohol o cafeína puede incrementar la diarrea.

Estreñimiento

Come todos aquellos alimentos con alto contenido de fibra como el pan integral, nueces, ciruelas pasas, avena, brócoli, peras o manzanas. “Los adultos necesitan entre 25 y 30 gramos de fibra al día y beber entre seis a ocho vasos de agua también ayuda a que el organismo se ponga en movimiento.

Alimentos que debes evitar: chocolate, productos lácteos, suplementos de hierro, narcóticos –que pueden encontrarse en tratamientos específicos para el dolor– y algunos medicamentos contra la depresión pueden empeorar el estreñimiento.

Enrojecimiento y erupciones que pican

La aparición de una erupción cutánea puede ser síntoma de una alergia, por lo que debemos intentar buscar relación con los alimentos que hemos comido poco antes de que apareciesen las rojeces y picores.

Alimentos que debes comer: todos los que contengan omega-3, como pescados grasos como el salmón o las sardinas o el aceite de semillas de lino, y alimentos ricos en proteínas que ayuden a fortalecer nuestra piel (ya que esta se compone, precisamente, de proteínas).

Alimentos que debes evitar: “Los alimentos más comunes que causan picores y alergias son los frutos secos, el chocolate, algunos pescados, tomates, huevos, frutas, la soja, el trigo y la leche”, explica la dermatóloga Debra Jaliman.

Nariz tapada

Añadele un poco de cúrcuma, una especia conocida por sus propiedades anti-inflamatorias, a un vaso de leche de almendras o coco caliente, es una receta sencilla para destaponar la nariz. Si además añades un poco de jengibre, pimienta negra o miel, tendrás la receta ideal para acabar con las mucosidades que se han hecho fuertes.

Alimentos que debes evitar: los lácteos, los alimentos picantes o el azúcar pueden agravar los síntomas.

Nariz moqueante

Come jengibre te ayudarán a curar el resfriado rápidamente. Hacerte una infusión de jengibre con unas gotas de miel y limón o añadir un poco a una crema de verduras (no demasiado porque tiene un sabor un poco fuerte) ayudará a arreglar el problemilla de mucosidad líquida.

No se recomiendan que comas alimentos picantes porque pueden causar secreción nasal inmediata y evita ingerir alcohol.

Dolor de cabeza

Toma mucha agua y otros líquidos, esa es tu mejor opción. Curiosamente, aunque la cafeína es conocida por ser diurética y contribuir a la deshidratación, en pequeñas dosis puede ayudarte siempre y cuando la acompañemos por cada taza de café o té por la misma cantidad de agua.

Evita los alimentos que contengan edulcorantes artificiales, glutamato de sodio (presente en alimentos como la salsa de soja y otras salsas y alimentos procesados) o tiramina, presente en fermentados como el queso, el hígado de pollo o algunos pescados grasos.