Diario QuienOpina.Com – Principios básicos del bondage

Principios básicos del bondage

Redacción Diario QuienOpina.com mayo 3, 2018 Comentarios desactivados en Principios básicos del bondage
Principios básicos del bondage

Antes de poner en acción ‘El Bondage’ es conveniente que conozcas la teoría respecto a esta práctica sexual.

¿Sabías que una de las fantasías favoritas de ellos es ser amarrado para el acto sexual?

Bondage se refiere a la acción de amarrar o sujetar a tu pareja sexual por placer. Es un acto sumamente erótico para ambos. El éxtasis radica en el deseo de ser dominada o dominado, mientras se es estimulada sexualmente, ese toque de peligro es excitante para quienes lo realizan.

Si lo que quieres es amarrarlo, encontrarás gran placer, pues tienes el poder de hacerle lo que se te antoje, sin llegar a lastimarlo. Mientras tú o él están a merced del otro, habrá caricias, lenguaje sucio que te prenda y algo de sadomasoquismo..

El bondage requiere cierto tiempo y espacio; el lugar debe ser seguro, para que nadie los cache ni los interrumpa, procuren tener el suficiente tiempo para hacerlo y el disfrute sea mayor.

¿Por dónde empezar?

Las muñecas. Espósalas, prefiere unas de plástico o como las que venden en las sex shops. Las metálicas son poco recomendables porque puede ser difícil liberarse y, además, lastiman si están apretadas.

Los tobillos. Átalos a la cama, utiliza una cuerda o esposas que permitan tenerlos separados para facilitar el coito. Hay accesorios especiales para esta práctica y para ciertas partes del cuerpo. Algunos diseños sujetan los antebrazos y los muslos hasta inmovilizar. Otra opción es atar a tu pareja pero cuando esté de pie, para ello es necesario contar con un par de postes o unas aldabas en la pared.

¡Los más pros! Sujeción con suspensión. Una vez que tu pareja está atada, se eleva, para ello se necesita un arnés especial que tenga capacidad de carga, de otra forma podría ocurrir un accidente grave. Hay Moteles que ya cuentan con este tipo de arnés y otros muebles sexuales, ¡checa la lista!

Sujeción en pareja. Ambos se sujetan para tener el coito. A través de cuerdas o cinturones atan la cadera y muslos de ambos. Los amarres de este tipo de bondage se realizan una vez que él coito comenzó.

Sujeción verbal. Se somete a alguien a través de órdenes y palabras fuertes.

Dale una oportunidad y vive una interesante e inquietante sesión de bondage.