Inicio Deportes La humillación histórica que el Barça le quiere infligir al Madrid

La humillación histórica que el Barça le quiere infligir al Madrid

La Liga ya tiene campeón y dominador absoluto, pero todavía quedan retos por alcanzar hasta el último día. A nivel individual, no cabe duda, el ‘Pichichi’ y la Bota de Oro de Messi, y éste mucho más complicado, el ‘Zamora’ para ter Stegen. A nivel colectivo el gran objetivo es terminar invictos, pero también volver a ‘destrozar’ al Real Madrid el domingo en el Camp Nou como ya hizo el Barça en el Santiago Bernabéu, y de paso, ampliar la distancia entre ambos a 18 puntos. De mantener esta renta hasta la conclusión del campeonato, se convertirá en la ventaja más abultada de los azulgranas sobre los blancos en toda la historia. Vale la pena seguir enchufados.

El récord hasta el momento hay que buscarlo en la temporada 1984-1985, cuando el Barça de Terry Venables mandó en la Liga de la primera a la última jornada y conquistó un título que se resistía desde hacía 11 años. Eran otras épocas, Ligas de dos puntos por victoria y solo 34 jornadas, por lo que tiene todavía más mérito la ventaja sideral sobre el máximo rival. Y es que los azulgranas completaron el campeonato con 53 puntos, fruto de 21 triunfos, 11 empates y solo 2 derrotas. El Real Madrid solo sumó 36 puntos y quedó a 17 del Barça en una de sus peores temporadas, pues terminó quinto. La Liga la empezó con Amancio Amaro en el banquillo y le sustituyó Luis Molowny.

La temporada 1973-1974, la de Johan Cruyff, el Barcelona le sacó 16 puntos al Real Madrid en una Liga también de 34 jornadas, la misma distancia que en el campeonato de 1947-1948, éste con solo 30 jornadas. A ese Barça, que lógicamente quedó campeón, lo entrenaba Enrique Fernández.

La distancia a final de Liga más abultada de la época reciente llegó en la campaña 2012-2013. Fue la Liga del malogrado Tito Vilanova, la que pasó a la historia por los cien puntos sumados. El Real Madrid de Mourinho se quedó en 85.

Dominio de principio a fin

El Barça ha impuesto su ley en una Liga en la que no conoce la derrota y fue conquistada a cuatro jornadas para el final, lo que no sucedía desde hacía dos décadas. Los de Ernesto Valverde se pusieron líderes en la segunda jornada y ya no cedieron su trono. Poco a poco, fueron aumentando distancias con el Real Madrid hasta llegar al máximo de 19 puntos. Se logró en la última jornada de la primera vuelta, la 19, tras imponerse en un escenario tan complicado como es Anoeta (2-4) y se mantuvo durante cuatro jornadas, hasta la 23, tras pinchar en el Camp Nou frente al Getafe (0-0).

Un momento clave de la temporada fue la visita al Santiago Bernabéu, en la jornada 17. El Barça conquistó el feudo blanco, goleó por 0-3 y se fue con 14 puntos de ventaja sobre su máximo rival.

Alcanzar el récord del Madrid

El Real Madrid, por su parte, ha conseguido a lo largo de la historia rubricar tres Ligas sacando más de 20 puntos o más a los azulgranas. El récord lo tiene establecido en la temporada 1987-1988, cuando terminó el campeonato con 23 puntos de ventaja sobre el Barça. Venables solo duró cuatro jornadas, le sustituyó Luis Aragonés y el Barça fue sexto. El Madrid de Leo Beenhakker arrolló.

Si el Barça vence el Clásico del domingo y aventaja en 18 puntos a su máximo rival, le quedarán tres partidos para intentar batir este registro prácticamente inalcanzable. A los azulgranas les quedará recibir a Villarreal y Real Sociedad y entre medio, visitar al Levante; los blancos irán a los difíciles estadios del Sevilla y el Villarreal, para acabar la Liga, y en la penúltima jornada llegará el Celta. Otro aliciente en este final de campeonato. Difícil, pero no imposible.

Publicidad