A primeros de abril, varias cabeceras publicaron vídeos en los que se veía a Tristan Thompson ser infiel a Khloé Kardashian con varias mujeres, incluido uno que se grabó en los días previos al nacimiento de su primera hija, True Thompson.

Las noticias tuvieron como consecuencia el unfollowdirecto en redes sociales a Tristan por parte de prácticamente la totalidad de la familia Kardashian. Pero sólo por un rato. En el mismo día, el klan volvió a seguir al jugador de la NBA. Como bien diría Kim Kardashian este lunes en el programa de Ellen DeGeneres“La familia se involucra mucho emocionalmente con quien sea que está saliendo alguien de nosotros. Les tratamos como si fueran parte de la familia. Les damos nuestra alma entera”.

Pero hay un límite, al menos para Kim. Varios extractos de su entrevista con Ellen pudieron verse a finales de la semana pasada, pero ahora que se ha emitido al completo, la hermana mediana de Khloé sabe que ya están todas sus cartas sobre la mesa y que todo el mundo sabe, incluyendo el deportista, que la situación de Khloé, Tristan y sus infidelidades es algo que ella considera una situación “muy jodida”. ¿Y qué ha hecho Kim para demostrar su incomodidad con todo el entuerto? Ser la primera Kardashian en darle el unfollow (por ahora) definitivo a Tristan en Instagram, según cuenta Elle. Vamos, sentencia de muerte dentro del clan KarJenner si nada cambia.

“Estábamos apoyando a Khloé”, dijo Kim en su entrevista con Ellen. “Es una persona muy fuerte y lo está haciendo lo mejor que puede. Es una situación muy triste”.

Lo que sí quiere dejar claro Kim es que no se va a meter con Tristan más de la cuenta, haciendo honor a un acuerdo que selló con su hermano Rob Kardashian y por el que se comprometían a no meterse con las madres o padres de los nenes KarJenner. Es decir, que por ahora Blac Chyna, madre de Dream Kardashian, y Tristan están vetados. Pero aunque Kim tenga que aguantarse las pullas, lo que pueden tener claro Chyna y Tristan es que lo que para ellos sí va a estar cerrado son las puertas del imperio. Salvo sorpresa.

Publicidad