Tegucigalpa, Honduras.

El Sindicato de Trabajadores de la Medicina, Hospitales y Similares, Sitramedhys, se reunió con otras organizaciones de la salud para tratar varios temas, entre ellos la epidemia que está atacando a la población hondureña como es la influenza H1N1, que ya cobró la vida de varias personas.

El presidente de Sitramedhys, Miguel Ángel Mejía, dijo que la Secretaría de Salud está excluida de responsabilidad sobre las muertes de estas personas, ya que se dieron en centros privados, estos a la vez tenían que reportar estas muertes a salud pública para tomar los controles respectivos.

Apuntó que han girado instrucciones a todos sus afiliados a nivel nacional, para que se integren de inmediato a combatir este flagelo que está amenazando la salud del pueblo hondureño, nosotros como un sindicato responsable nos preocupa los interés de la población y lo menos que podemos hacer es brindarle todo el apoyo que necesiten.

Esperamos que la Secretaría de Salud tome los correctivos para detener esta trágica enfermedad que está azotando al país. Dijo que las asambleas informativas que están realizando las enfermeras afectarían el inicio de la jornada de vacunación que está por iniciar.

En este momento el gobierno no debería estar congelando ni politizando las plazas de las enfermeras, porque son las que atienden permanentemente al paciente, esto se lo planteamos en una reunión que recientemente sostuvimos con el titular de Salud, Octavio Sánchez ya que sin personal calificado es imposible brindar una buena atención a la población.

Otro punto que miramos importante es que el personal de Salud debe ser protegido y preparado inmunológicamente contra la influenza H1N1, y hacerle frente a esta epidemia para que puedan atender a la población que llega a los centros asistenciales.

Publicidad