Inicio Noticias Nacionales Honduras, Podría romperse récord de menores deportados

Honduras, Podría romperse récord de menores deportados

3

Tegucigalpa, Honduras.

En los pri­meros tres meses del año la cifra de niños retornados aumentó 16% en comparación con el año de ma­yor incidencia.

Según el Observatorio Regio­nal de Migración Infantil la can­tidad de menores retornados en 2014 fue de 10,873; en 2015, 8,378; 11,137 durante el 2016; y 4,438 du­rante el 2017.

A la fecha han retornado 1,950 niños a distintas regiones del país y la tendencia apunta que el 2018 po­dría superar todas las estadísticas. Suman 263 niños más en relación al primer trimestre del año 2016, cuando se dio el mayor número.

La información estadística es­pecifica que 1,880 jovencitos fue­ron retornados desde México, mientras que apenas 45 directa­mente desde Estados Unidos.

De los 1,950 menores, un total de 181 regresaron vía terrestre y la­mentablemente 643, sin ningún ti­po de acompañamiento.

El informe fue elaborado por la Red de Instituciones Privadas Pro las Niñas, Niños, Adolescentes, jó­venes y sus Derechos (COIPRO­DEN), y lo presentó a través del Observatorio Regional de Migra­ción Infantil.

El director ejecutivo de la red COIPRODEN, Wilmer Vázquez, explicó que, “debemos preparar­nos para recibir los niñas y niños y ofrecerles mejores y mayores oportunidades y garantías de sus derechos junto a una instalación de un sistema nacional de garantías y derechos de la niñez”.

Velázquez agregó que, “las po­líticas migratorias internaciona­les, del gobierno de Estados Uni­dos, están golpeando a los países del triángulo norte, y especialmen­te a Honduras que mayor cantidad de niños ha tenido migrando, por­que no se han parado la corrup­ción e impunidad, seguimos sien­do el país más desigual de Améri­ca Latina”.

En ese sentido, la pobreza en los estratos más bajos de la sociedad, junto a la inseguridad orilla a la po­blación en general a buscar a través de alternativas migratorias la bús­queda de mejores condiciones de vida en otras fronteras.

“Se deben crear estrategias de prevención para evitar que la niñez y la adolescencia tenga que seguir migrando”, concluyó.