Tegucigalpa, Honduras.

La propuesta de leer la Biblia en las escuelas y colegios del país antes de iniciar las clases y que fue presentada como moción por el diputado nacionalista, por el departamento de Valle, Tomás Zambrano, ha generado reacciones a favor y en contra.

Como la iniciativa fue aprobada por casi la totalidad de los diputados del Congreso Nacional, en la Cámara Legislativa ya convocaron a líderes de la Iglesia Evangélica, Católica y dirigentes magisteriales, para formalizar la propuesta.

Quienes están a favor, que es la mayoría de la población hondureña, justifican que esa iniciativa es valedera sobre todo porque va orientada a contrarrestar en la niñez y juventud la violencia, el egoísmo y la envidia, por valores espirituales y morales como la honradez y la solidaridad.

Mientras que los sectores que la adversan, sostienen que esa iniciativa para empezar es un “distractor del gobierno” y además violenta la Constitución de la República, porque el Estado de Honduras es laico, es decir que caben todas las religiones.

Por la dirigencia magisterial, participó Roberto Tróchez, en representación del Colprosumah, Edwin Hernández, Colpedagogos, Luis Ramírez, Coprumh y Leonel Escoto por el Copemh.

El diputado y presidente de la Comisión de Educación del Congreso Nacional, Ángel Darío Banegas, defendió la iniciativa para que los niños de las escuelas hondureñas puedan leer la Biblia antes de iniciar sus clases con el objetivo de inculcarles valores morales.

“No haremos ningún daño en que los niños estén más cerca de conocer del rey Salomón que de la música de Bad Bunny, o que conozcan más las enseñanzas del apóstol Pablo a las de Daddy Yankee”, señaló Banegas.

LAICISMO Y ATEÍSMO

“La Constitución de Honduras indica que la educación es laica en nuestro sistema”, eso está clarísimo, pero con esta iniciativa “no estamos convirtiendo al maestro en predicador, ni a la escuela en Iglesia”.

“No haremos ningún daño a la vida de la juventud del país o a nuestra Constitución al enseñarle a los niños que una verdad eterna son los Diez Mandamientos”.

“Laicismo no significa ateísmo, de ahí la importancia que tiene la enseñanza en valores y la necesidad que el país tiene de reencontrarse con los niños y su juventud”,
justificó el congresista.

La reunión con los miembros de las iglesias y dirigentes magisteriales, fue más allá de decidir qué pasaje de la Biblia se va a leer en la escuela.

La Comisión de Educación analizará también la oración en las aulas, el fortalecimiento de las clases de moral y cívica, los valores patrióticos y la protección del ambiente”.

A raíz de esa moción del diputado Zambrano, que no tiene fuerza de Ley, en la Corte Suprema de Justicia (CSJ), sectores de la sociedad civil, han interpuesto recursos de inconstitucionalidad en contra de esa iniciativa.

Paralelo, a ello, el fin de semana, la Asociación de Profesionales y Estudiantes de Honduras (APEH), realizó un plantón en la “Plaza Cívica” de La Ceiba, Atlántida, en el que demandaron el respeto al Estado laico, la educación laica, derechos humanos y la no discriminación.

Publicidad