Tegucigalpa, Honduras.

El deslizamiento que evidencia el lempira frente al dólar está prevista en el (Programa Monetario del 2017) donde se proyectó 5 por ciento de devaluación para este año, explicaron ayer las autoridades del Banco Central de Honduras (BCH) a empresarios capitalinos.

Al finalizar una reunión con la junta directiva de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), el presidente del BCH, Wilfredo Cerrato expresó que “dentro del Programa Monetario que fue presentado en el 2017 ya se estimaba una variación del lempira frente al dólar de hasta 5 por ciento”.

Tal extremo fue confirmado en el Programa Monetario 2018-2019 que se presentó en marzo de este año, el presidente del BCH argumentó además, que el deslizamiento actual es menor en comparación al 2015.

“Básicamente explicándoles a ellos que todo está dentro de las proyecciones que se habían estimado. No hay ninguna variable que esté fuera del Programa Monetario, eso con el fin de darle certidumbre a los miembros de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa”.

Desde enero a la fecha, el lempira ha perdido alrededor de 25 centavos frente a la divisa “americana”, a lo que va de este mes se ha depreciado más de 18 centavos, lo que ha despertado inquietud entre los agentes económicos.

En vista de lo anterior, Cerrato anunció que también se reunirá con otros entes empresariales de otras ciudades del país para explicar lo expuesto ayer a la junta directiva de la CCIT.

El presidente de la CCIT, Guy de Pierrefeu dijo que las explicaciones de Cerrato “han tranquilizado muchísimo la ansiedad que podíamos tener en el sentido de la aceleración de la devaluación del lempira en el mes de mayo”.

“Podemos ver que es un asunto circunstancial que actualmente está dentro de los parámetros que preveía el plan de política monetaria y los indicadores que emitió el Banco Central de una devaluación del 5 por ciento”.

Agregó que al ver las cifras, se puede entender que la depreciación está dentro de lo programado, pero consideró como interesante ver que las causas de la devaluación son de alcance regional.

Publicidad