San Pedro Sula, Honduras.

El sec­tor cacaotero nacional ha obteni­do importantes resultados traba­jando bajo el esquema de la alian­za público-privada desde el 2008.

El sistema de coinversión ha permitido tener mercado, asegu­ramiento de buenos precios, cons­tantes capacitaciones, certifica­ciones y mejoramiento en el te­ma de la infraestructura, informó Aníbal Ayala, director de la Aso­ciación Nacional de Productores de Cacao de Honduras (Aproca­caho).

“Las alianzas involucran a los actores del mercado, producto­res, Gobierno, compradores. He­mos tenido mucho éxito y el ru­bro ha obtenido grandes benefi­cios”, añadió.

Entre los beneficios, detalló que desde hace dos años el valor del producto en el mercado inter­nacional ha mantenido un precio bajo; “sin embargo, los convenios que mantenemos nos han permiti­do mantener precios arriba de los dos mil 500 dólares por tonelada y hasta más de 4 mil dólares con certificaciones orgánicas y comer­cio justo”.

En ese sentido, hizo referen­cia al fabricante suizo Chocolats Halba, que desde 2008 estable­ció acuerdos de coinversión con los productores y compra del gra­no para elaborar derivados de al­ta calidad.

Ayala destacó que Chocolats Halba, es una organización co­mercial, con alta responsabilidad social que trabaja para desarrollar a las productoras y hace énfasis en las organizaciones.

COMPARTEN RIESGOS

De su lado, Ángel Meza, direc­tivo de la Fundación para el De­sarrollo Empresarial Rural (Fun­der), informó que la ventaja de tra­bajar bajo el esquema de coinver­sión radica en compartir riesgos a la hora de promover los negocios.

“Es ver las oportunidades del mercado más allá de simplemen­te una compra al productor, por­que esta empresa arriesga capi­tal en el rubro cacaotero, de ma­nera que, asegura precios justos por la compra del producto y ha­ce que la relación entre ambos sea de largo plazo y de beneficio mu­tuo”, añadió.

La empresa suiza con presen­cia en Honduras, compra cacao a más de 500 familias organizadas en cooperativas y en asociaciones.

META PARA 2020

Luis Velex, gerente de Choco­lats Halba en la ciudad de San Pe­dro Sula, vaticinó que para el 2020. el sector cacaotero debe estar ex­portando al menos 500 toneladas de cacao orgánico certificado, por lo que “tendremos que traba­jar con los productores, con orga­nismos de desarrollo y con todos los actores de la cadena, para po­der lograr esa meta”.

Refirió que actualmente solo se están exportando 130 toneladas de grano; sin embargo, el crecimien­to ha venido siendo exponencial cada año y si continúan con mis­mo comportamiento estaríamos llegando a las 500 toneladas en un período de cuatro años.

La demanda de Chocolats Hal­ba en este momento es de 500 to­neladas de cacao orgánico, lo que significa que Honduras apenas es­tá supliendo un 13% de la demanda creciente de esa empresa europea.

PRODUCCIÓN DE CHOCOLATE

Actualmente la empre­sa produce 13 mil tonela­das de chocolate al año en Suiza y en Honduras invierte importantes su­mas de dinero en el pe­queño productor, espe­cialmente para mejorar la calidad del cacao, cer­tificaciones, infraestruc­tura postcosecha e in­vestigación.

“La productivi­dad por hectá­rea de cacao que es bien baja, se debe solo incremen­tar la produc­tividad en las mismas áreas”. Luis Velex

“A la fecha, entre Suiza, Guatemala y El Salvador, Honduras ha ex­portado más de 1,200 toneladas de cacao”. Aníbal Ayala Aprocacaoh

Publicidad