Inicio Salud Esto pasa cuando comes bananos

Esto pasa cuando comes bananos

2

Una de las frutas más ricas y deliciosas que existen, en la actualidad de las más consumidas a nivel mundial, se trata del banano, conocido también como plátano o guineo, los beneficios que proporciona el consumo de estos son realmente interminables. Lo creas o no, está clasificado como baya.

El color marrón que se puede observar en la piel de los plátanos se debe a los niveles de TNF que contienen en ese momento. El TNF o Factor de Necrosis Tumoral es una proteína que ayuda a detectar y eliminar el crecimiento anormal de las células del cuerpo humano.

Esencialmente, esta proteína ayuda a que nuestro sistema inmunológico actúe directamente en las células que experimentan alguna inflamación o infección.

 Aunque el consumo de plátanos no es ninguna cura del cáncer, se ha demostrado que ayudan a disminuir el crecimiento de los tumores, además de ayudar a nuestro sistema inmunológico de otras muchas formas como:

Alivia la acidez

Los plátanos son un antiácido natural. Son la solución perfecta para aquellas personas que sufren de acidez durante el día, pues sus componentes protegen las mucosas estomacales previniendo así úlceras gástricas.

Regula la presión de la sangre

Los plátanos son fantásticas para tu corazón. Son bajos en sodio, muy ricos en potasio y aún más ricos en sabor. Incluir comidas beneficiosas para tu corazón en tu rutina diaria es una muy buena manera de prevenir posibles ataques de corazón.

Te dan energía

Repletos de vitaminas y minerales, los plátanos nos proporcionan el combustible perfecto antes de realizar cualquier tarea física. Su alto contenido en potasio ayudará a prevenir además los calambres musculares.

Curan la anemia

La anemia hace referencia a aquella condición del cuerpo en la que se experimentan bajos niveles de glóbulos rojos en la sangre. El hierro que contienen los plátanos incrementan la producción de estos glóbulos y nos ayudará a mantenerlos en unos niveles saludables.

Te ayudan a sobrellevar la depresión

Los plátanos contienen triptófano, un aminoácido que nuestros cuerpos terminan convirtiendo en serotonina. Normalmente asociamos el triptófano con sensación de sueño, pero se ha demostrado que cuando se convierte en serotonina ayuda a la relajación de las personas.

Ataca el estreñimiento

Nadie quiere admitir que tiene problemas para ir al baño. Antes de probar laxantes o suplementos ricos en fibras prueba con los plátanos. Su contenido en fibra es altísimo y seguro que te ayudará a regular tu tránsito intestinal cuando lo necesites.

Combaten el estrés

Se ha demostrado que la vitamina B encontrada en los plátanos ayuda a calmar nuestro sistema nervioso.

Son refrescantes

Los plátanos con capaces de bajar la temperatura corporal. Intenta comer uno en mitad de los calurosos días de verano la próxima vez que estés tumbado en la cama con fiebre.

Por supuesto, si estás buscando una forma de refrescarte de verdad, los helados de banana son una estupenda opción.