La  cirugía bariátrica es una  rama de la cirugía general, que se recomienda para las personas cuya obesidad pone en riesgo su vida.

La cirugía bariátrica, es una oportunidad para mejorar la salud de las personas que viven con obesidad, es indicada para aquellas personas con problemas de obesidad severa y mórbida, que han tratado múltiples métodos para bajar de peso  sin resultados satisfactorios.

Según diversos estudios indican que con la cirugía bariátrica se puede lograr mejoría o resolución total de enfermedades crónicas como:

  • Diabetes tipo 2
  • Hipertensión  arterial
  • Colesterol y
  • Niveles de triglicéridos altos
  • Dolores de espalda
  • Dolor en articulaciones

Existen básicamente dos formas en las que la cirugía puede producir disminución de peso, y de allí se derivan todos los procedimientos conocidos. Estos mecanismos son:

Restrictivo

Consiste en restringir la capacidad del estómago, y por lo tanto disminuir la ingesta total de alimentos.

Derivativo

Conlleva desviación del tránsito normal de los alimentos en el organismo, a través de uniones entre los intestinos y así lograr disminuir la absorción de grasas.

En la actualidad existen muchos procedimientos, los más realizados son: Banda Gástrica, Manga Gástrica y Bypass Gástrico. La cirugía para obesidad en la actualidad se puede realizar por cirugía laparoscópica o cirugía de invasión mínima. Se necesita  de 1 a 2 días de hospitalización, y los pacientes a los 7 días vuelven a sus actividades habituales.

Los resultados son paulatinos, es decir que la pérdida de peso es gradual y progresiva, lo más importante, es que es sostenida.

Un detalle importante por reconocer es que para la preparación preoperatoria es vital para que todo salga bien durante el proceso, además dar un correcto seguimiento médico a cada fase de recuperación es necesario para que no surga ninguna complicación.

Los cuidados nutricionales postoperatorio son necesarios de cumplir a fin de garantizar una buena recuperación

Publicidad