Diario QuienOpina.Com – ¡Bye punto G! Lo de hoy es el punto K

¡Bye punto G! Lo de hoy es el punto K

Redacción Diario QuienOpina.com mayo 24, 2018 Comentarios desactivados en ¡Bye punto G! Lo de hoy es el punto K
¡Bye punto G! Lo de hoy es el punto K

¡Aprende a estimularlo!

La mayoría de las chicas de veintitantos ya estamos familiarizadas con las zonas erógenas de nuestro cuerpo, como el clítoris o el punto G, pero pocas saben que existe algo llamado ‘el punto K’, y que puedes aprender a estimularlo para gozar de los orgasmos más intensos de tu vida. 

En 1998, la sexóloga Barbara Keesling descubrió un área al final de la vagina, justo en la unión con el cuello del útero, que podría ser uno de los puntos de máximo placer para las mujeres. Bautizó la zona como ‘punto K’ o “pasaje misterioso”, porque a pesar de ser una zona erógena explosiva había permanecido desconocida.

Cuando se estimula el punto K, la sensación es mucho más intensa que en las partes externas de la vagina o incluso que en el clítoris. El problema es que, por lo general, las chicas no sabemos cómo estimularlo, dónde está o siquiera que existe.

Cómo localizar el punto K

El punto K se ubica en la zona final de la vagina casi llegando al cuello del útero y se puede llegar a él a través de la penetración profunda, ya sea de tu pareja o de tu ‘sex toy’ favorito.

Para disfrutar de esta maravilla se recomienda ejercitar el músculo pubococcígeno (el principal del suelo pélvico) para tonificar el perineo y al mismo tiempo elevar el útero, dejando al descubierto el punto K. Los ejercicios de Kegel son perfectos para esto.

Los especialistas señalan que si aprendes a manejar el punto K puedes decidir si quieres llegar al orgasmo al comienzo de la relación sexual, al mismo tiempo que tu pareja o incluso tener múltiples orgasmos.

Cómo llegar al punto K y estimularlo

Ya que es una zona bastante inaccesible sólo se puede llegar a él por medio de la penetración profunda, ya sea con el miembro de tu pareja o con juguetes sexuales.

Hay posiciones que facilitan la estimulación del punto K, como ponerte de cuclillas sobre tu pareja o colocar tus pies en sus hombros mientras te penetra desde el frente. También puedes checar estas posiciones para conseguir una penetración profunda y experimentas con ellas.

¿Ya lo conocías?