Diario QuienOpina.Com – Asì se hacen millonarios los Chinos

Asì se hacen millonarios los Chinos

Redacción Diario QuienOpina.com mayo 17, 2018 Comentarios desactivados en Asì se hacen millonarios los Chinos
Asì se hacen millonarios los Chinos

Según la revista Forbes, la multimillonaria china Zhou Qunfei es la mujer más rica del mundo y atribuye una cosa a su éxito: la perseverancia. Con una fortuna estimada en 7.100 millones de dólares hongkoneses (unos 760 millones de euros), es la fundadora y directora ejecutiva de Lens Technology, una empresa que investiga, desarrolla, fabrica y vende pantallas de vidrio (de fracción de milímetro) que se usan en teléfonos móviles, ‘tablets’ y ordenadores portátiles de empresas como Apple o Samsung.

A sus 48 años, preside un imperio que genera ganancias multimillonarias y, que según las proyecciones de mercado, seguirá creciendo. “No ha sido fácil llegar a la cima. He encontrado muchas dificultades y contratiempos como empresaria. Si me hubiera dado por vencida, mi figura o la de mi marca no existirían”, asegura a ‘CNBC Make it’.

Orígenes rurales

Qunfei nació en un pueblo agrícola de la provincia china de Hunan. Es la menor de tres hermanos y su niñez no fue fácil. Perdió a su madre cuando solo tenía cinco años y su padre, un habilidoso artesano, se quedó ciego tras un accidente laboral. “Constantemente pensaba cuándo y donde sería mi próxima comida y cómo conseguirla”, explica.

En 1986, cuando tenía 16 años, la empresaria abandonó el instituto para trabajar en una cadena de montaje en una fábrica de lentes para relojes. Tomó clases de contabilidad por la noche y siempre soñó con empezar su propio negocio. En 1993 había ahorrado lo suficiente para abrir su primera compañía, un taller familiar dedicado a la misma tarea que su trabajo anterior: cristales para reloj. Su familia y ella (incluidos siete primos y hermanos) trabajaron y vivieron juntos en un apartamento de tres habitaciones durante cuatro años.

Perseverancia

Poco a poco construyó su imperio. Durante los diez siguientes años, creó una fábrica y contrató a más de 1.000 personas. Pero su momento más oscuro llegó en 2003 cuando venció a sus principales competidores y consiguió un contrato con Motorola. “Mis rivales estaban celosos. La otra empresa se asoció con el proveedor de las materias primas ytrataron de sacarme fuera de juego. Desafiaron las normas de la industria y exigían el pago total antes de entregar cualquier material”, explica.

Zhou vendió su casa y otros objetos de valor para cumplir con las demandas del proveedor, pero aún así no fue suficiente. “Estaba desesperada. Me paré en la plataforma de la estación de Hung Hom en Hong Kong y estuve a punto de lanzarme, deliraba, pensaba que cuando me fuese todos los problemas desaparecerían también”, añade.

Tras una llamada de su hija, la realidad le golpeó y su mente dejó de estar nublada. “Me di cuenta de que por mi familia y mis empleados, no podía rendirme. Tenía que seguir adelante”. Envió un correo electrónico a Motorola, y con su ayuda, superó la crisis. En marzo de 2015, Zhou’s Lens Technology salió a bolsa, y hoy tiene un valor de 11,4 mil millones y cuenta con más de 82.000 empleados en toda China.

“Hermano Fei”

“Muchas personas experimentan un duro golpe en su confianza cuando se topan con cierto tipo de reveses, pero la clave del éxito es ser perseverante y tener seguridad en uno mismo, especialmente durante los momentos más difíciles”, aconseja.

La gente de la industria llama a Zhou por el apodo de “Hermano Fei” porque aseguran que es tan dura como un hombre. Algunos dicen que incluso más. Cuando llevó a 20 ejecutivos en un ejercicio de construcción de equipos para escalar la montaña Dawei de China, que está a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar, algunos quisieron abandonar en mitad del recorrido. Sin embargo, Zhou insistió en que no se detuvieran y marchasen.

“Cuando te rindes a mitad de camino no tienes el coraje de volver y empezar de nuevodesde el principio. Solo cuando persistimos podemos tener éxito. No te rindas por un pequeño golpe”.