Diario QuienOpina.Com – ¿Por qué a las chicas buenas les gustan los chicos malos?

¿Por qué a las chicas buenas les gustan los chicos malos?

Redacción Diario QuienOpina.com abril 9, 2018 Comentarios desactivados en ¿Por qué a las chicas buenas les gustan los chicos malos?
¿Por qué a las chicas buenas les gustan los chicos malos?

Con frecuencia vemos cómo algunas chicas lindas y bien portadas se enganchan con chicos rebeldes y hasta un poco patanes. Por más confuso que esto pueda ser, hay varias razones científicas para que las niñas buenas se enamoren perdidamente de galanes que entran en la categoría de “malos”. 

De acuerdo a varias investigaciones científicas, las mujeres encuentran mucho más atractivos a los hombres rudos que a los chicos promedio, pues aunque a ellos no les importa la relación y pueden ser incluso groseros, son muy exitosos para captar la atención femenina.

Aquí van las razones para que estas parejas existan:

1. Son físicamente atractivos

La mayoría de las veces, este tipo de chicos son más guapos que el promedio. De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Washington en St. Louis, rasgos como el narcisismo están más presentes en los hombres atractivos, lo que los hace trabajar más en su aspecto físico: cuidan su cabello, su piel y eligen mejor su ropa, por ejemplo. Así que el hecho de que los hombres hermosos sean más engreídos, displicentes y “se den a desear”, no es sorpresa.

2. Parecen más divertidos

Los “chicos malos” tienen una actitud de que nada les importa, no cargan responsabilidades, asumen riesgos y solo disfrutan de la vida. Al principio, vivir el momento puede parecer divertido, pero las relaciones requieren tiempo y compromiso, y en eso fracasan espectacularmente. Son impulsivos y no se preocupan por las consecuencias, lo que parece más divertido que una vida estructurada, lo que atrae más a las chicas.

3. Culpa a tus hormonas 

De acuerdo con un estudio realizado en 2012 en la Universidad de Texas, cuando las chicas se encuentran con un personaje así, a menudo creen que lo pueden “reparar”. Tienen la fantasía de que él será capaz de asumir responsabilidades y establecerse, por amor. Sin embargo, la razón por la que nos sentimos así son las hormonas (y quizá las películas románticas), pero más bien nos estamos engañando a nosotras mismas.

4. Son grandes manipuladores

Aunque a la larga sale a relucir su narcisismo y no piensan en nadie más que en sí mismos, durante la fase de conquista son excelentes para venderse a sí mismos. Son buenos para encantar a la otra persona y manipular su perspectiva, así la chica cae enamorada al instante, pero la felicidad dura poco.

5. Parecen más seguros

Como estos chicos malos no se preocupan por el resto del mundo y no se hacen responsables de sus actos, pueden parecer más seguros de sí mismos. En realidad, no es la confianza, sino la vanidad lo que se refleja en sus acciones, pero de todas maneras atrae a las chicas. Inicialmente puedes sentirte atraída por la forma en que se comportan y por la facilidad con la que se expresan, pero esta actitud despreocupada pronto resultará molesta cuando te dejen claro que no significas mucho para ellos. Incluso pueden comenzar a hablar con otras chicas frente a ti, como si no te afectara de ninguna manera (y si te afecta, le da igual).

Estas tácticas de “chico malo” pueden ser lo máximo a corto plazo, pero después de algunas semanas saliendo su verdadero “yo” se revela y lo más probable es que no te guste.

Si quieres una aventura casual o sexo sin compromiso, ¡apúntate! Pero si deseas una relación estable a largo plazo, mejor sigue buscando en la pila de “chicos buenos”.