Inicio Salud Pierde peso en 5 minutos haciendo esto

Pierde peso en 5 minutos haciendo esto

¿Qué pasaría si pudieras cambiar tu cuerpo en el mismo tiempo que te lleva elegir un capítulo de tu serie favorita? De acuerdo, no vas a ver un número distinto en tu báscula en apenas cinco minutos (lo sentimos), pero sí puedes lograr grandes resultados si sigues con estos cambios. De hecho, pensar en cosas pequeñas puede ser el mayor cambio en tu rutina, de una vez por todas.

“Intentar realizar grandes cambios en tu estilo de vida puede ser abrumador e inalcanzable, incluso antes de que comiences”, nos apunta Brigitte Zeitlin, propietaria de BZ Nutrition. En su lugar, centrarse en pequeños cambios te permitirá alcanzar tus objetivos. Lograr cada “cosa pequeñita” reforzará tu compromiso y “los pequeños cambios suman grandes resultados”.

Prueba algunas de estas ideas durante un par de semanas y verás:

“El principal motivo que esgrimen las personas que no hacen ejercicio es el tiempo”, asegura la entrenadora Erica Sunter. Así que prepara la bolsa del gym la noche anterior y fallarás menos a tu próxima cita fit.

Saltarse el desayuno puede parecer una forma fácil de reducir calorías, pero te llevará a comer más durante el resto del día. Además, tomar un desayuno rico en proteínas dentro de la hora posterior a despertarte ayudará a tu cuerpo a construir músculo.

Muchas mañanas es un milagro salir de la ducha y llegar a tiempo al trabajo, por lo que, si te preparas el desayuno la noche anterior, no descuidarás esta primera comida.

Mantenerse hidratada aumenta la energía y previene los antojos, reduciendo el consumo de calorías adicionales. Recuerda que muchas veces nuestro cuerpo interpreta la sed como hambre.

Además de tener siempre a mano tu botella de agua, toma un vaso aproximadamente media hora antes de cada comida. Así beberás al menos tres vasos al día y, según diversos estudios, beber agua antes de la comida puede ayudarte a perder más peso y a ingerir menos calorías.

El pollo y el pavo son un básico de los sándwich saludables y un comodín para tus ensaladas, pero plantéate cambiarlos por atún o salmón a la parrilla un par de veces a la semana. “El pescado y el marisco son excelentes fuentes de proteínas magras, que te ayudan a saciarte, mejoran tu concentración y mantienen tus músculos activos para la quema de grasa”, asegura Zeitin. “Además, tienen pocas calorías”.

Recuerda que el pescado es una de las mejores fuentes de ácidos grasos omega-3, grasas saludables para el corazón, ya que combaten la inflamación y, además, te hacen sentir más llena. Te recomendamos salmón, atún, trucha, fletán, camarón…

Beber café antes de hacer ejercicio puede aumentar la quema de calorías y tu resistencia, incluso si ya eres una adicta a la cafeína. Con media taza, valdría.

¿Tienes una gran cena de cumpleaños? Si sabes que va a ser uno de esos días de excesos, realiza antes un HIIT de cinco minutos. “Cuando terminas un entrenamiento intenso, tu cuerpo necesita carbohidratos y azúcares, así que es el día perfecto para disfrutar un poco”, dice Suter. Elije movimientos que trabajen diversos grupos musculares: sentadillas, flexiones, pull-ups, lunges…

Como te hemos contado antes, realiza ejercicios que involucren un mayor grupo muscular posible. Si los realizas con peso, más efectivos.

Puede parecer contradictorio, pero tienes que comer más cuando tratas de perder kilos.Tienes que tener las suficientes proteínas para desarrollar músculo, que a su vez quema más calorías durante el día que la grasa. Además, si mantienes el nivel de azúcar en sangre estable mediante la distribución de comidas saludables es menos probable que te excedas en una comida.

Después de un entrenamiento de fuerza, aproximadamente 45 minutos después de terminar, toma un refrigerio con aproximadamente 20-30 gramos de proteína y 60-90 de carbohidratos unos 45 minutos.

Beber té –sin cambiar el resto de tus rutinas- no va a hacer que pierdas los kilos que te sobran mágicamente, pero te puede ayudar. Estas bebidas contienen cafeína y antioxidantes, que pueden acelerar tu metabolismo para la quema de más calorías.

Quizás te guste tomarte tranquilamente una copita de vino mientras preparas la cena. ¡Buen plan! Pero asegúrate de tener a mano unos crudités. Te ayudarán a comer menos.

Cientos de investigaciones relacionan la falta de sueño con la ingesta excesiva y el aumento de peso. Si vas apurando cinco minutos cada noche, en solo una semana habrás conseguido dormir media hora más de lo previsto.

Publicidad