Inicio Salud “No existe el trastorno de déficit de atención, solo niños aburridos”

“No existe el trastorno de déficit de atención, solo niños aburridos”

La española María Acaso,  profesora e investigadora española especializada en el área de Educación Artística, escribió en su último libro rEDUvolution, un planteamiento donde rechaza la existencia del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), y el problema consiste en que los niños se encuentran aburridos y por eso no ponen atención. 

En su opinión,  las necesidades de los niños han cambiado y a pesar de eso, se continua educando con el sistema tradicional, son llenados con información que pone a prueba su conocimiento durante un examen y después de la prueba no consiguen recordar nada de lo “aprendido”.

PUBLICIDAD

A su juicio,“No existe el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), solo niños aburridos”, un problema que se busca solucionar con medicamentos para lograr la concentración. María se atreve a cuestionar la educación que reciben los pequeños, considera que hay que realizar cambios efectivos y urgentes.

Explicó que el papel del educador debe ser como el de “un productor cultural, como un artista”, esto implica recoger conceptos del conocimiento y agregar datos contemporáneos, como las nuevas tecnologías.

“En la educación tradicional el profesor impone todo, los contenidos, las formas, las metodologías, y ahora creo que debería ser muy importante aprovechar los saberes de los alumnos e incorporarlos al revés. Qué le interesa al alumno por encima de qué le interesa al profesor. Nos referimos a las ocho inteligencias de Howard Gardner”, explicó.

Además señaló que por encima de las competencias y del conocimiento del docente, es necesaria la creatividad dentro de la pedagogía, dejar de lado esa necesidad de los libros de texto y crear nuevas experiencias.

¿Qué propone para evitar la rigidez en el salón de clases?

  • La primera de ellas es crear en clase una comunidad, en lugar de la antagonía profesor y estudiante. Si a un alumno le das responsabilidad, todo mejora. Si le obligas y le das disciplina solamente, al final surge el miedo
  • Habitar el aula, que no parezca un espacio rígido donde todos deben estar perfectamente sentados, sino que pueda estimular el aprendizaje e imaginación
  • El cuerpo también juega un papel determinante en el aprendizaje, los niños que pasan horas sentados se aburren. Se ha tomado como alarma el hecho de que quieran moverse, cuando es una necesidad

Hay que ir hacia una educación experiencial, motivadora, activa.

Publicidad