Tegucigalpa, Honduras.

El gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández y las Naciones Unidas hicieron un llamado a la oposición a continuar con el prediálogo que permita la reconciliación de la familia hondureña.

En Casa de Gobierno, el mandatario recibió al representante de Naciones Unidas en Honduras, Igor Garafulic, y le manifestó su disposición de continuar en la mesa de diálogo con los partidos políticos y con los demás actores relevantes del mismo.

En representación del gobernante, el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, dijo en comparecencia de prensa junto a Garafulic que “queremos enfatizar que el Presidente de la República y el gobierno no se han retirado de la mesa del prediálogo”.

Aseguró que el gobierno está atento a la próxima invitación que se haga de parte de Naciones Unidas para continuar conversando en la búsqueda de esos consensos que permitan lograr avanzar en transformaciones que el país necesita.

Díaz anunció que, en el marco de los temas que están pendientes, el Presidente Hernández ha planteado a Naciones Unidas el apoyo al diálogo sectorial, “que es el entendimiento con los diversos sectores económicos, sociales, que no están en el diálogo político, entre ellos, el sector café, salud, educación”.

SUSPENSIÓN TEMPORAL

Por su parte, Igor Garafulic consideró que el diálogo que se estaba llevando a cabo está temporalmente suspendido, porque actores que eran muy importantes ya no están asistiendo.

Sin embargo, indicó que tiene la confianza en que muy pronto se reanudará el prediálogo con todos los sectores de la hondureñidad.

“Naciones Unidas ha seguido adelante con el tema que nosotros llamamos acercamiento para generar confianza en la población”, agregó.

Recordó que Naciones Unidas mantuvo por dos meses cuatro sesiones en que el gobierno y la oposición se sentaron en la misma mesa, “y eso era algo que nosotros valorábamos enormemente, que hubiesen tenido la confianza para reunirse en la sede de Naciones Unidas”.

A la oposición -expresó Garafulic- “les recuerdo que la experiencia en el mundo es que los problemas se solucionan conversando con respeto e igualdad de condiciones y esa es la mesa que Naciones Unidas pone a disposición, tanto de los dirigentes del partido Libre, al expresidente Manuel Zelaya y a Salvador Nasralla”.

Publicidad