Inicio Salud El lunar artificial para detectar el cáncer

El lunar artificial para detectar el cáncer

1

Un equipo de investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (Suiza) ha desarrollado un sistema de alerta temprana para el cáncer que hace que aparezca un lunar artificial en caso de que un paciente tenga la enfermedad. 

El diagnóstico precoz es muy importante en cualquier patología, ya que permite que los médicos apliquen el tratamiento adecuado cuanto antes. Esto resulta especialmente importante en el caso del cáncer, pero desgraciadamente en muchas ocasiones la enfermedad no se manifiesta hasta que ya es demasiado tarde. Debido a ello, la tasa de curación de algunos tipos es muy baja, como en el cáncer de próstata (32%) o el de colon (11%).

El nuevo sistema de alerta temprana que han diseñado estos investigadores puede poner solución a este problema y permitir que los tumores sean detectados mucho antes. Se trata de una red genética sintética que reconoce en una etapa muy temprana cuatro de los tipos de cáncer más comunes: de próstata, pulmón, colon y mama. Esta red de genes encapsulados se inserta en un implante debajo de la piel, donde monitoriza de manera constante el nivel de calcio en la sangre, ya que es un biomarcador temprano de esta clase de tumores.

En el momento en el que el calcio excede un umbral concreto durante un período prolongado de tiempo, la red genética del implante desencadena la producción de melanina, de manera que se forma un lunar marrón en la piel que es visible a simple vista. Esto ocurre mucho antes de que el cáncer se pueda detectar mediante los métodos de diagnóstico convencionales.

“La detección temprana aumenta significativamente la probabilidad de supervivencia”, explica Martin Fussenegger. “Por ejemplo si el cáncer de mama se detecta temprano, la posibilidad de recuperación es del 98%; sin embargo, si el tumor se diagnostica demasiado tarde, solo una de cada cuatro mujeres tiene buenas posibilidades de recuperación”.

El implante se encuentra todavía en fase de prototipo y de momento solo es eficaz durante un año, que es el tiempo que las células encapsuladas permanecen con vida. Ha dado buenos resultados en modelos de ratón y de cerdo, y esperan continuar mejorándolo para poder empezar pronto a hacer pruebas en humanos.