Inicio Internacionales Cronología de la investigación que condeno a Lula

Cronología de la investigación que condeno a Lula

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado el 12 de julio a nueve años de prisión por corrupción y blanqueo de dinero. Esta es la sucesión de acontecimientos que han llevado al exmandatario a los tribunales:

2014

Marzo: Comienza el caso Petrobras

En una operación prácticamente rutinaria que investigaba irregularidades en el abastecimiento de puestos de lavados de coche, la policía detiene a varias personas, entre ellas a un curioso hombre llamado Alberto Yousseff. Una vez en la cárcel, este hombre con antecedentes criminales pero también contactos extrañamente altos entre las élites brasileñas, afirma: “Chicos, si abro la boca, esta república se desmorona”. Al poco, estaban deteniendo Paulo Roberto Costa, director de Abastecimiento de Petrobras entre 2004 y 2012. La operación, que se llamaba Lava Jato, lava coches, se convierte en algo más complicado que destapa una gigantesca red de corrupción oculta en la petrolera estatal Petrobras. Hoy, Lava Jato es uno nombres más temidos por las élites brasileñas. En el extranjero, se le conoce como el caso Petrobras.

2015

5 de febrero: Interrogado el tesorero del Partido de los Trabajadores

Agentes policiales y fiscales interrogaron por sorpresa a João Vaccari Neto, tesorero nacional del Partido de los Trabajadores, tras conducirlo a la comisaría forzosamente desde su casa en São Paulo, cuyos muros tuvieron que escalar ante la negativa del propietario a abrir la puerta. Vaccari era el cargo político más alto interrogado hasta entonces.

6 de marzo: Investigación de senadores y diputados

La corte suprema autoriza a investigar a 12 senadores y 22 diputados por corrupción en Petrobras.

Marcelo Oderbrecht, en 2015.© Proporcionado por EL PAIS Marcelo Oderbrecht, en 2015.Marcelo Oderbrecht, en 2015.REUTERS

19 de junio: Detenido Odebrecht

Es detenido el poderoso empresario Marcelo Odebrecht, presidente de la todopoderosa constructora que lleva su apellido. Será condenado a 19 años y cuatro meses de cárcel. Intenta conseguir una sentencia mejor a cambio de contar todos los sobornos que ha ido realizando a políticos brasileños, de todo poder y estirpe, durante décadas.

3 de agosto: Detenido un exministro de Lula

Detenido José Dirceu, quien fuera jefe de Gabinete del expresidente Lula da Silva. El año siguiente será condenado a dos penas de cárcel, de 20 años y 10 meses, y de 11 años.

25 de noviembre: La implicación de Lula y Rousseff

El senador del Partido de los Trabajadores Delcidio Amaral es detenido por obstruir la investigación sobre la red corrupta de Petrobras. Amaral decide confesar e implica en la trama a la entonces presidenta Dilma Rousseff y a Lula.

2016

5 de febrero: La policía investiga a Lula por tráfico de influencias

Un documento que la policía federal entregó a la justicia informaba de que el expresidente estaba siendo investigado en la operación de “venta” de medidas provisionales —proyectos de ley con carácter de urgencia, a los que el Parlamento tiene que dar prioridad— que beneficiaron a fabricantes de automóviles.

26 de febrero: Lula presenta por escrito su defensa

El expresidente brasileño Lula da Silva presentó por escrito su defensa ante la fiscalía de São Paulo que le investigaba por su implicación en la trama corrupta Lava Jato.

4 de marzo: Lula es acusado de enriquecerse con la corrupción

Lula da Silva recibió ese día el que era hasta entonces el golpe más duro de su carrera. A las seis de la mañana del viernes, la policía llegó a la casa de Lula en São Bernardo (a 20 kilómetros de São Paulo), la registró y se lo llevó a declarar por supuesta corrupción. No salió nada reseñable de aquella confesión.

9 de marzo: La Fiscalía denuncia a Lula

La Fiscalía de São Paulo denunció al expresidente de Brasil por lavado de dinero y ocultación de patrimonio. En concreto, la Fiscalía de São Paulo acusaba a Lula y a su esposa, Marisa Letícia Lula da Silva, de ocultar la propiedad de un apartamento de lujo en el litoral del Estado.

Lula da Silva saluda desde la sede del Partido de los Trabajadores.© Proporcionado por EL PAIS Lula da Silva saluda desde la sede del Partido de los Trabajadores.Lula da Silva saluda desde la sede del Partido de los Trabajadores.AFP

16-18 de marzo: De ministro a exministro en un día

Lula duró como ministro de Rousseff tan solo un día. El 16 de marzo, la entonces presidenta de Brasil le nombró ministro, un cargo que le ofrecía protección frente a una investigación de lavado de dinero. Lula tomó posesión el día 17 y tan solo un día después el magistrado del Supremo Tribunal Federal (STF) Gilmar Mendes suspendió el nombramiento de Lula. Con esto, automáticamente, le quitó la inmunidad de la que disfrutan los ministros, y devolvió así el proceso sobre el expresidente al magistrado Sérgio Moro, líder de la investigación de la corrupción en la petrolera estatal Petrobras y enemigo número uno de Lula.

22 de marzo: Un sistema de corrupción “profesional” en Odebrecht

Los investigadores hallaron un sistema de corrupción “profesional” basada en el pago de sobornos en la constructora Odebrecht. Los responsables del caso Petrobras creen que altos ejecutivos del grupo Odebrecht operaban un sistema de contabilidad paralela llamado “sector de operaciones estructuradas” para pagar los sobornos, que contaba hasta con un sistema electrónico propio. Ocho de los ejecutivos fueron detenidos. Es más, había un departamento entero de la empresa dedicado a gestionar los sobornos.

12 de mayo: Temer, nuevo presidente del país

Rousseff es suspendida de su cargo por adulterar las cuentas públicas, una causa que no tiene nada que ver con el caso Petrobras: muchos sospechan, sin embargo, que el impeachment se provocó solo para poner en el poder a alguien que, a diferencia de Rousseff, estuviera dispuesto a frenar el caso Petrobras. Michel Temer, vicepresidente, asume la presidencia interina.

Michel Temer, el día de su investidura.© Proporcionado por EL PAIS Michel Temer, el día de su investidura.Michel Temer, el día de su investidura.

29 de julio: Lula, imputado por intentar sobornar a un acusado de Petrobras

Un juez de Brasilia imputó a Lula, junto a otras cinco personas, el delito de obstrucción a la justicia y le acusó de formar parte de una trama que trató de comprar el silencio de uno de los acusados de la red corrupta de Petrobras que, según la Fiscalía, iba a denunciarles. El fiscal reclamó por esto al carismático político brasileño una pena de cárcel de tres a cinco años.

31 de agosto: Destitución definitiva de Rousseff

Rousseff fue destituida definitivamente por el Senado, con lo que concluía el proceso de impeachment, que terminaba con el mandato de la primera presidenta mujer de Brasil y con 13 años de gobierno de su partido. Temer fue investido como presidente.

20 de septiembre: El juez deja a Lula al borde del banquillo por corrupción

El juez instructor de la causa de Petrobras, Sérgio Moro, consideró que la denuncia que la fiscalía había presentado tenía “indicios suficientes de autoría y materialidad” por lo que la admitió a trámite. La Fiscalía había denunciado a Lula por corrupción pasiva y lavado de dinero. Le acusaba, en concreto, de haber recibido 3,7 millones de reales (1,1 millones de euros) en sobornos de la constructora OAS que se habrían empleado en la reforma de un apartamento.

26 de septiembre: detenido un exministro de Lula

La policía detuvo a Antonio Palocci, exministro de Hacienda de Lula y ex jefe de Gobierno de Rousseff.

13 de octubre: El juez acepta la tercera acusación contra Lula

La justicia aceptó otra denuncia contra Lula. Los fiscales solicitaron que Lula fuera condenado por delincuencia organizada y blanqueo de capitales (delito este que, según los investigadores, cometió 44 veces). El caso está relacionado con las obras que Odebrecht realizó en Angola con la ayuda de préstamos del Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social.

10 de diciembre: Cuarta acusación de la fiscalía

Lula es acusado de tráfico de influencias en la compra de 36 cazas. La Fiscalía cree que presionó para que el Gobierno declarara a la empresa sueca Saab vencedora en un concurso para la adquisición de las aeronaves.

19 de diciembre: Quinta denuncia contra Lula

El juez acepta la quinta denuncia de la Fiscalía contra el expresidente brasileño, en el marco de la Operación Lava Jato, por corrupción pasiva y lavado de dinero. Según el fiscal, aceptó sobornos a través del exministro Antonio Palocci, hoy en día en prisión.

2017

19 de enero: Muere el juez instructor del caso Petrobras, en un accidente aérea

Muere el juez Teori Zavascki, a cargo de Lava Jato, al estrellarse la avioneta en que viajaba por Río de Janeiro.

17 de abril: Las revelaciones de Odebrecht resquebrajan el mito de Lula

Consulta las últimas noticias sobre el caso Lula

Reportajes, análisis, claves, entrevistas… La última hora del proceso judicial en torno al exmandatario brasileño

La temida confesión de los ejecutivos de Odebrecht se hace pública. 78 de las personas más poderosas del sector privado del páis cuentan a las autoridades debrecht cómo durante años compraron favores, contratos y leyes a toda la clase política brasileña, no salvó a nadie, ni en la derecha ni en la izquierda, ni en la oposición ni mucho menos en el Gobierno. Pero golpeó con especial frecuencia y saña a Lula, o, más bien el mito de Lula; la aplaudida fábula de que un incorruptible limpiabotas, amigo de los pobres y no del dinero, acabó presidiendo el Gobierno entre 2002 y 2010 y sacando a 30 millones de personas del umbral de la pobreza.

28 de abril: Lula devuelve regalos

Un juez ordena a Lula devolver 26 regalos, entre ellos una escultura de Miró, que recibió como jefe de Estado y que, en su opinión, tendrían que estar en el acervo oficial de la Presidencia de Brasil.

10 de mayo: Lula declara ante el juez Moro

El expresidente negó las acusaciones de corrupción que le situarían dentro del entramado del caso Petrobrasen un interrogatorio de cinco horas de duración ante el juez que investiga la trama, Sérgio Moro, en la ciudad de Curitiba, en el Estado de Paraná. Tras el encuentro, el expresidente se dirigió a la plaza en la que cinco mil simpatizantes —datos de la policía— se manifestaban en su apoyo. Henchido sobre un escenario, micrófono en mano, Lula aseguró, en referencia a sí mismo: “Si la élite de este país no sabe arreglarlo, a lo mejor va a tener que hacerlo un metalúrgico con estudios de primaria”.

22 de mayo: Nueva denuncia de la Fiscalía

Lula fue de nuevo denunciado en el marco de la Operación Lava Jato. En esta ocasión, los fiscales le acusaron de corrupción y de lavado de dinero junto a otras 12 personas, por supuestos beneficios ilegales en una reforma que pagaron dos constructoras para acondicionar una casa a nombre de un íntimo amigo del expresidente.

12 de julio: Lula, condenado a nueve años de prisión

El juez Sérgio Moro, responsable del caso Petrobras en la primera instancia judicial, condena al expresidente brasileño Lula da Silva a nueve años de prisión al considerarlo culpable de haber aceptado y reformado una vivienda de tres plantas en una zona costera de São Paulo por valor de 3,7 millones de reales (1,1 millones de euros), todo ello pagado por la constructora OAS a cambio de contratos públicos. El expresidente aún puede recurrir la sentencia a la segunda instancia.

13 de julio: Lula no renuncia a ser candidato a las elecciones brasileñas de 2018

El expresidente brasileño responde desafía al juez: “Esta sentencia no me deja fuera de juego”. El icono de la izquierda brasileña no renuncia a ser candidato a las elecciones de 2018. La sentencia por corrupción –contra la que cabe recurso– contra Lula ha enredado aún más el ya de por sí embrollado panorama político brasileño, pero el exdirigente insiste en que es solo un obstáculo en el camino.

19 julio: La Justicia brasileña bloquea cuatro cuentas bancarias de Lula

El Banco Central de Brasil bloquea un total de 606.727 reales (unos 192.000 dólares) de las cuatro cuentas bancarias pertenecientes al exmandatario. La decisión, que impide a Lula hacer uso de esos fondos, fue tomada por el juez federal Sergio Moro, responsable de juzgar los caso de la Operación Lava Jato. El magistrado también reclamó el bloqueo de otras propiedades del expresidente: dos coches, tres pisos en São Bernardo do Campo (localidad en las afueras de São Paulo) y un terreno.

MÁS INFORMACIÓN

  • Los militares irrumpen en el caso Lula con duras advertencias contra la impunidad
  • Lula denunciará a Netflix por cómo le retrata una serie de la corrupción de Petrobras
  • ‘El nuevo telón de acero’, por Antonio Navalónd

12 septiembre: Segunda denuncia del fiscal contra Lula en menos de una semana

La fiscalía del país presenta una nueva denuncia contra Lula, la segunda en menos de una semana, acusado de nuevo de favorecer desde el Gobierno a empresas privadas a cambio de fondos para el Partido de los Trabajadores (PT).

13 de septiembre: Lula vuelve a declarar ante Moro y dice ser víctima de una “caza de brujas”

Por segunda vez en cuatro meses, el expresidente de Brasil volvió a verse las caras con su némesis, el juez estrella de las operaciones anticorrupción en el país, Sérgio Moro. Lula declaró durante dos horas. En esta nueva comparecencia, el expresidente afrontaba acusaciones similares, supuestas donaciones de terrenos para el Instituto Lula y de otra vivienda por parte de la constructora Odebrecht. Lula lo negó todo y volvió a mostrarse desafiante ante el juez. Lo acusó de promover una “caza de brujas” contra él.

20 de diciembre: Lula se dispara en las encuestas mientras avanza el proceso que puede inhabilitarle

La popularidad del expresidente alcanza su máximo tras la pérdida del Gobierno. Su popularidad ha crecido en 16 puntos porcentuales desde junio hasta situarse en un 45% más del doble que sus potenciales adversarios, el ultraderechista Jair Bolsonaro y el gobernador de São Paulo, el centrista Geraldo Alckmin. “No voy a ir a la cárcel, porque a la cárcel va el que ha cometido un crimen y yo soy inocente, no hay ni una coma contra mí. No creo que haya un solo brasileño que tenga la conciencia tan tranquila como yo. Si me condenan sería la negación de la justicia”, proclamó el expresidente.

2018

24 de enero: La segunda instancia juzga a Lula y aumenta su condena

Tres jueces de la segunda instancia revisan la condena de nueve años de cárcel contra Lula. Para muchos, este juicio tiene tintes políticos y busca juzgar la honestidad y la personalidad de quien fuera el referente de izquierdas de toda América Latina. Los magistrados ratificaron por unanimidad su condena por un delito de corrupción y blanqueo de dinero, y aumentaron la pena de 9  a 12 años de prisión. La expectación en todo el país fue palpable y la sesión del tribunal, de más de seis horas, fue retransmitida por televisión e Internet.

3 de febrero: Un juez devuelve el pasaporte al exmandatario

El expresidente brasileño, tras dos semanas de reveses judiciales, consiguió celebrar una pequeña victoria. Un magistrado le entregó el pasaporte de nuevo, el cual le había sido retenido. Una decisión que no le permitió salir del país para viajar a Etiopía a un evento de la ONU. Tras esto, la defensa de Lula presentó un habeas corpus para intentar eludir la prisión.

Lula da Silva, el pasado 1 de marzo.© Proporcionado por EL PAIS Lula da Silva, el pasado 1 de marzo.Lula da Silva, el pasado 1 de marzo.AFP

7 de marzo: Rechazo judicial al primer recurso presentado por Lula

El Tribunal Supremo de Justicia, la penúltima instancia judicial del país, rechazó el recurso de habeas corpus presentado por la defensa del exmandatario. Con este movimiento, Lula pretendía frenar la ejecución inmediata de la sentencia que le condenó a 12 años de prisión. La decisión fue tomada por unanimidad por sus cinco miembros.

27 de marzo: Luz verde al ingresión en prisión

El mismo tribunal que ratificó su condena dos meses antes ordenó al magistrado Sérgio Moro llevar a cabo el ingreso en prisión de Lula. Moro, responsable de juzgar al exmandatario en el caso Petrobras, fue quien dictó la primera condena. El plazo que tenía para acatar la orden del tribunal era de 12 días, una vez se agotase el plazo para recurrir (de diez días) y de responder a los recursos (48 horas).

28 de marzo: La tensión política provoca una escalada de violencia en las calles

La figura de Lula y todo lo que acontece en torno a él provocó un estallido social en Brasil en un ambiente político polarizado. Uno de los incidentes ocurrió cuando tres disparos alcanzaron dos de los autobuses de una caravana electoral del expresidente, sin lamentar muertos y heridos. Lula dio por finalizada la gira electoral 24 horas después del suceso. “Nuestra caravana está siendo perseguida por grupos fascistas. Ya lanzaron huevos, piedras. Hoy, hasta dispararon un tiro contra un autobús”, indicó el propio Lula.

Manifestantes protestan contra la llegada del expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, en el estado de Paraná el pasado 26 de marzo.© Proporcionado por EL PAIS Manifestantes protestan contra la llegada del expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, en el estado de Paraná el pasado 26 de marzo.Manifestantes protestan contra la llegada del expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, en el estado de Paraná el pasado 26 de marzo.AFP

4 de abril: Los militares advierten contra la impunidad del expresidente

La cúpula del Ejército entró de lleno en la campaña de presiones al sistema judicial del país con mensajes de advertencias sobre la decisión del Supremo acerca del expresidente. El jefe de las Fuerzas Armadas llegó a escribir en Twitter que “el Ejército brasileño juzga compartir el anhelo de todos los ciudadanos de bien de repudio a la impunidad y de respeto a la Constitución”. Otros generales, en un tono más exaltado, publicaron mensajes como “Comandante!!! Estamos juntos en la misma trinchera” o “aguardamos sus órdenes”.

5 de abril: El Tribunal Supremo rechaza el último recurso de Lula

Por un estrecho margen de seis votos a cinco, los magistrados del alto tribunal rechazaron el último recurso de Lula para frenar su encarcelamiento. Tras la decisión, las posibilidades de eludir la prisión por parte del exmandatario se antojan mínimas.