Diario QuienOpina.Com – La imagen de Neymar cae por los suelos en Francia

La imagen de Neymar cae por los suelos en Francia

Redacción Diario QuienOpina.com abril 30, 2018 Comentarios desactivados en La imagen de Neymar cae por los suelos en Francia
La imagen de Neymar cae por los suelos en Francia

Se complica el futuro de Neymar en el Paris Saint Germain. Su popularidad sigue cayendo y desde diferentes sectores se le califica de mal compañero, egoísta y caprichoso. La recuperación de la lesión en Brasil y el hecho de que se haya negado a regresar a París para hacer el tramo final de su rehabilitación, cuando le quitaron las muletas, sigue provocando un torbellino de reacciones en contra del futbolista. En Francia están irritados con el comportamiento de Neymar por su poco compromiso con el equipo y la falta de tacto que ha tenido con un club que apostó por él y pagó la cantidad de 222 millones de euros. La gota que colmó el vaso fue que no estuviera en la celebración del título de Liga. Muy difícil de defender por parte del presidente, Nasser Al-Khelaifi, el único que sostiene todos los caprichos del futbolista y su padre.

Neymar cada vez cuenta con menos apoyos en el Paris Saint Germain después de que los aficionados más radicales del equipo hayan dado el paso de emitir un comunicado para calificarle de “indecente e irrespetuoso”. El balance de su primera temporada en el PSGresulta negativo para los medios de comunicación franceses y cada vez es más generalizado este comentario entre los propios aficionados. Sólo faltaba que los Ultrascargaran contra la estrella del equipo, al que le ven con poca actitud y nada capacitado para liderar al equipo. Su larga estancia en Brasil y no aparecer por París duele mucho. Ha hecho daño a los seguidores que hacen una única lectura. Sólo le interesa ganar dinero, estar en su país, en su entorno y recuperarse para jugar en las mejores condiciones el Mundial de Rusia.

Neymar está señalado desde diferentes sectores y personalidades. Contra él ha cargado, con dureza, el ex jugador Christophe Dugarry para poner en cuestión sus obligaciones. Le tacha de irresponsable y ha hecho unas fuertes declaraciones: “Escupe en el club. Es una barbaridad”. Y se pregunta si hubiera seguido en Brasil recuperándose de su percance si estuviera en el Barcelona. No se entiende que lleve tanto tiempo en su país desde que se lesionó en el quinto metatarsiano, el 26 de febrero, en el partido contra el Oympique de Lyon. Tuvo el permiso del club para operarse en una clínica de Belo Horizonte, recibió días después la visita de Nasser Al-Khelaifi y el presidente no fue capaz de convencerle para que regresara a París en la celebración del título.

Cansados de sus juergas en Brasil

Neymar, como dicen en Francia, le ha faltado el respeto a sus compañeros, al PSG y los aficionados. Desde que llegó se le ha consentido todo tipo de peticiones. La temporada empezó con una discusión con Cavani para ser el lanzador de las faltas y los penaltis, tuvo una bronca en el vestuario con el uruguayo, filtró que no le gustaban las largas charlas tácticas de UnaiEmery, fue pitado por un sector de la afición del Parque de los Príncipes y no llegó a desequilibrar el encuentro de ida contra el Real Madrid en la Champions. Todo esto puesto en una balanza, más su negativa a regresar a París, le está pasando factura porque la imagen que transmite es la de un futbolista que vive al margen del club y es un crío. Se le ha visto jugando póker, bailando con muletas, en la fiesta de cumpleaños de su hermana, con los amigos y otros actos publicitarios. Mucho va a tener que hacer el presidente Nasser Al-Khelaifi y los dueños del club para recuperar la buena imagen de ‘Ney’. Ahora mismo está por los suelos y desprestigiado.

Hay quien piensa que de todo esto se puede beneficiar el Real Madrid porque cuanto peor le vaya a Neymar más posibilidades tendrá Florentino de ficharlo. La realidad es que en este asunto manda Catar, que es donde está todo el centro de operaciones para asegurar que no se les escape Neymar. Le conceden todos sus deseos, no tiene cláusula de rescisión y harán todo lo posible para potenciar su imagen de nuevo. Van a tomar medidas para lavar su mala imagen. Difícil porque ya está manchada, pero en el PSG donde no llega la comunicación lo hace la ‘pasta’. Sólo una decisión de Neymar, si percibe que no es querido en el PSG, y una postura radical tras el Mundial le pueden abrir las puertas.