Inicio Salud Cómo quitar el mal olor de los pies?

Cómo quitar el mal olor de los pies?

6

También conocido coloquialmente como pecueca, el mal olor de los pies es algo bastante incómodo.

Más allá de todas las incomodidades que puede sufrir usted con su cuerpo, el olor de los pies es algo común entre las personas, puesto que en las plantas de los pies se cuenta con 250.000 glándulas sudoríparas, más por centímetro que en cualquier otra parte del cuerpo. Esto es lo que debe tener en cuenta si quiere acabar con este bochornoso problema.

A la pecueca o mal olor de los pies también se le conoce como bromhidrosis, sus razones pueden deberse a las bacterias de los pies sudorosos o lugares húmedos, como zapatos y medias, lo que finalmente, causa ese inevitable y peculiar hedor. En algunas situaciones, el problema también puede estar relacionado a ingerir ciertos alimentos o estar consumiendo algunos medicamentos.

 KienyKe.com reunió una serie de remedios caseros y consejos para terminar de una vez por todas con este mal olor.

Empezando, con una opción sencilla, utilice vinagre de manzana, que regula el pH de la piel y ayuda a eliminar las bacterias responsables del mal olor. De esta manera, en un recipiente de agua caliente agregue cinco cucharadas de este vinagre y mezcle. Sumerja los pies durante diez minutos y luego seque bien.

 El bicarbonato de sodio es otra alternativa efectiva, ya que este ingrediente crea un ambiente alcalino, evitante que las bacterias ataquen. Por medio de un baño de dos cucharadas con agua tibia remoje los pies entre 15 a 20 minutos.

La salvia detiene el sudor excesivo de los pies, así como también elimina las bacterias. Con unas cuantas hojas secas de esta planta, coloque en el interior de los zapatos o también se puede hacer una infusión para bañar los pies por 15 minutos.

Otro remedio es usar la sal Kosher, de tipo puro y grano medio, ponga un poco en agua tibia y sumerja los pies por unos 15 minutos. No olvide secar los pies.

Para tener en cuenta, limpie cuidadosamente los pies y exfolie, puede hacerlo con cremas especiales o con ciertos cepillos, pase una toalla destinada solo para este uso. Lave con jabón antibacterial, jamás olvide pasar la toalla entre los dedos.

Otros pequeños trucos para tener en mente: gel antibacterial, antitranspirante o desodorante, tenga uno destinado para las axilas y otro para los pies. Para aplicarlo, hágalo en la noche con los pies limpios y secos, al día siguiente use sus zapatos y medias como de costumbre, porque si pone el antitranspirante el mismo día puede sentirse un poso resbaloso.

En cuanto al uso de calzado, si vive en clima cálido o caliente, trate de usar zapatos abiertos o sandalias, si por lo contrario, vive en una ciudad como Bogotá, escoja zapatos de cuero o piel y de lona, porque esto permite que circule el aire, no como los materiales de goma o de plástico. Debe cambiarse los calcetines a diario, porque al usarlos sucios dos días seguidos el sudor se recalienta, provocando el mal olor, también puede usar dos pares al mismo tiempo, de esta manera se aísla la humedad.

Trate de cambiar los pares de zapatos por día, de esta manera tienen tiempo para secarse y liberar el posible mal olor. Lávelos frecuentemente. Puede ponerles bicarbonato de sodio o papel periódico durante la noche, así se absorbe la humedad y los malos olores.