Inicio Internacionales Canadá rechaza aranceles de EU al acero y aluminio

Canadá rechaza aranceles de EU al acero y aluminio

Canadá rechazó este jueves el anuncio de Estados Unidos que aplicará aranceles a las importaciones de acero y aluminio, una medida que tachó de “absolutamente inaceptable”.

Como socio de Estados Unidos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el Comando de Defensa Aeroespacial Norteamericano (NORAD), Canadá rechaza cualquier restricción comercial al acero y aluminio canadienses, dijo la ministra de Asuntos Globales, Chrystia Freeland.

“Cualquier restricción dañaría a los trabajadores, a la industria y a los fabricantes en ambos lados de la frontera. La industria del acero y el aluminio está altamente integrada y es compatible con las cadenas de suministro de manufactura que son críticas para América del Norte”, advirtió.

Freeland señaló que el gobierno canadiense continuará tratando este punto directamente con la administración estadunidense “a todos los niveles”.

Luego que el Departamento de Comercio estadunidense concluyera que las importaciones de acero y aluminio significan una “potencial amenaza a la seguridad nacional”, el presidente Donald Trump declaró que la semana próxima firmará una orden para imponer aranceles a dichas importaciones.

Dichos aranceles podrían ser de 24% a las importaciones de acero y 10% a las de aluminio, pero aún se desconoce sí aplicarían para las importaciones provenientes de los socios comerciales de México y Canadá, socios en el Tratado de Libre Comercio Norteamericano (TLCAN).

Al gobierno canadiense le preocupa “estar en la lista”, pues recientemente Trump arremetió contra el comercio del norte, que juzga “injusto”. En la sexta ronda de negociaciones del TLCAN los representantes comerciales de Canadá y EU intercambiaron opiniones sobre el déficit-superávit del comercio bilateral.

El gobierno canadiense destacó que el país es un proveedor de acero y aluminio “seguro y protegido” para la defensa y la seguridad estadunidense.

Freeland recordó que Canadá está reconocido en la legislación estadunidense como parte de la Base Industrial y Tecnológica Nacional de EU relacionada con la defensa nacional.

“Estados Unidos tiene un superávit de dos mil millones de dólares en el comercio de acero con Canadá, país que compra más acero estadunidense que cualquier otro país en el mundo, lo que representa el 50% de las exportaciones”, precisó la canciller.

En tanto, la gobernadora de Ontario, Kathleen Wynne, sede del mayor centro automotriz y financiero del país, se dijo “muy preocupada por el anuncio del presidente Trump” que impondrá tarifas arancelarias a las importaciones de acero y aluminio.

Wynne advirtió que cualquier medida tarifaria a estas importaciones tendrá un “impacto serio y negativo” contra los trabajadores y negocios de ambos lados de la frontera.

“Cualquier sugerencia de que el acero y el aluminio de Ontario constituyen una amenaza a la seguridad nacional es falsa”, advirtió la gobernadora de la segunda provincia más grande del país.

Recordó que ambos países son “aliados clave, socios e integrales” para la seguridad nacional de ambos países.

Wynne pidió al gobierno federal de Justin Trudeau continuar explorando agresivamente todas las opciones para proteger a los trabajadores e industrias de Ontario.

Publicidad