Diario QuienOpina.Com – ¿Por qué la Gran Pirámide está bien alineada?

¿Por qué la Gran Pirámide está bien alineada?

Redacción Diario QuienOpina.com febrero 21, 2018 Comentarios desactivados en ¿Por qué la Gran Pirámide está bien alineada?
¿Por qué la Gran Pirámide está bien alineada?

Las construcciones de Egiptosiempre han sido uno de los mayores enigmas de la historiade la humanidad. Parece que está todo descubierto y que no podremos sorprendernos más de todo lo que esconde esta civilización, pero con el paso de los años, multitud de datos y teorías, siguen apareciendo nuevos hallazgos.

Fueron construidas hace miles de años, cuando no había ningún tipo de maquinaria y aún hoy siguen maravillando al mundo y a la ciencia, por el enorme esfuerzo y el ingenio empleado en su construcción. Aunque ligeramente torcida, la imponente Gran Pirámide de Giza es una antigua hazaña de la ingeniería, y ahora un arqueólogo ha descubierto cómo los egipcios podrían haber alineado el monumento casi perfectamente a lo largo de los puntos cardinales , norte-sur-este-oeste.

Equinoccio de otoño

Se produce a mitad de camino entre los solsticios de verano y de invierno, cuando la inclinación de la Tierra es tal que la duración del día y de la noche es casi la misma. Hace unos 4.500 años, el faraón Khufu la construyó; es la más grande de las tres pirámides, que ahora mide unos 139 metros de altura, en la meseta de Giza y fue considerada una “maravilla del mundo” por multitud de antiguos eruditos.

Los constructores diseñaron de alguna manera esta antigua maravilla con extrema precisión: “Los esclavos de Khufu alinearon el gran monumento con los puntos cardinales con una precisión de más de cuatro minutos de arco, o una décimoquinta parte de un grado”, escribió Glen Dash, creador de la Fundación Glen Dash para la Investigación Arqueológica que desarrolla en la meseta de Giza con Ancient Egypt Research Associates (AERA) y que ha llevado a cabo trabajos de radar en el Valle de los Reyes, en un artículo publicado en el ‘Journal of Ancient Egyptian Architecture’.

La Pirámide de Kefrén (ubicada en la misma zona) y la Pirámide Roja (en Dahshur) también se alinean con gran exactitud, señaló Dash: “Las tres exhiben el mismo tipo de error: giran ligeramente en sentido antihorario desde los puntos cardinales”, añadió. Durante más de un siglo, los investigadores han intentado proponer diferentes métodos utilizados por los antiguos egipcios para alinearlas a lo largo de estos puntos, pero en su estudio, Dash demuestra cómo se podría haber usado un método que hace uso del equinoccio de otoño.

Sombras

Foto: iStock.© Externa Foto: iStock.

En su experimento, que condujo en Pomfret, un pueblo de Connecticut en EEUU, el 22 de septiembre de 2016 (el día del equinoccio de otoño), Dash colocó una vara (a veces llamada ‘gnomon‘ por topógrafos modernos) en una plataforma de madera y marcó la ubicación del su sombra durante todo el día.

“En esta fecha, el topógrafo encontraría que la punta de la sombra corre en línea recta y casi perfectamente de este a oeste”, explica . El grado de error es ligeramente antihorario, similar al error encontrado en las pirámides. “La inclinación de la Tierra en el equinoccio de otoño permite que la sombra corra en esta dirección este-oeste”, añade.

Aunque el experimento se realizó en EEUU, “la técnica también debería funcionar en Giza”, asegura Dash. Para que funcionara, los antiguos egipcios necesitarían idealmente un “día claro y soleado, como la mayoría de los días en ese territorio”, comentó a ‘Live Science’. “La vara podría haber sido colocada en una plataforma de madera o en el suelo de aquella zona”, dijo Dash. Así, los egipcios podrían haber determinado el día del equinoccio de otoño contando 91 días después del solsticio de verano.

¿Fue realmente así?

El experimento muestra que esta técnica pudo haber sido utilizada para alinear las tres pirámides. Sin embargo, se desconoce si esta civilización llegó a usar este método. Las pruebas realizadas en las últimas décadas sugieren que también pudieron utilizar el sol o las estrellas para delimitar tales construcciones.

Los antiguos egipcios no dejaron ningún registro que haya sobrevivido que diga qué métodos usaron: “Desafortunadamente, nos dejaron pocas pistas. No se han encontrado documentos de ingeniería o planes arquitectónicos que brinden explicaciones técnicas que demuestren cómo lo hicieron en cualquiera de sus templos. De hecho, es posible que se usaran varias formas para hacerlo”, añade.

Esta técnica tiene una ventaja: es relativamente fácil de usar; otros métodos requieren más pasos y en general son más complicados. “Es difícil imaginar algo que podría ser más simple, ya sea conceptual o en la práctica que el equinoccio de otoño”, concluye.