Diario QuienOpina.Com – Martes trascendental para el futuro de Assange

Martes trascendental para el futuro de Assange

Redacción Diario QuienOpina.com febrero 6, 2018 Comentarios desactivados en Martes trascendental para el futuro de Assange
Martes trascendental para el futuro de Assange

Tras años de insoportable inmovilidad, el destino de Julian Assange puede dar hoy un giro. Un juez británico decide la tarde de este martes si anula la orden de detención que impide al fundador de WikiLeaks salir de la embajada de Ecuador en Londres, donde se refugió en 2012 para evitar su extradición a Suecia.

El pasado 26 de enero, el abogado de Assange, Mark Summers, solicitó a la Corte de Magistrados de Westminster que suspenda el mandato de arresto que no permite salir libremente al informático de la legación ecuatoriana. El letrado hizo esa petición en nombre de su cliente con el argumento de que, dado que el pasado mayo Suecia clausuró el caso y suspendió su mandato de detención internacional, la orden británica sentido “ha perdido su propósito”.

La vigencia de esta segunda orden, cursada por la propia corte de Westminster contra el periodista por violar su libertad condicional cuando se refugió en la embajada, significa que si sale de la legación diplomática será apresado por la Policía.

Fuentes de la fiscalía británica explicaron, a su vez, que Assange espera que se invalide el mandato de detención británica por el hecho de que “los suecos han confirmado que su orden de extradición no está activa”.

Fotografía de archivo fechada el 19 de mayo de 2017, que muestra al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la embajada ecuatoriana© Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Fotografía de archivo fechada el 19 de mayo de 2017, que muestra al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en la embajada ecuatoriana

No obstante, fiscales británicos le dijeron a la juez Emma Arbuthnot que la orden de arresto del Reino Unido debe mantenerse porque Assange no debería ser recompensado por haber retado a las autoridades suecas.

La Justicia sueca reclamaba a Assange desde 2010 por presuntos delitos sexuales cometidos en Suecia, que él siempre negó, pero el año pasado finalmente archivó la causa al considerar que no podía avanzar en la investigación. Sin embargo, la Policía de Londres dijo que igualmente sería detenido si salía de la embajada debido a que seguía vigente la orden de arresto emitida por Westminster.

Si el juez falla a favor de Assange

No está del todo claro qué hará Assange si el juez falla a su favor. Si el recurso del activista, de 46 años, tiene éxito y consigue la anulación de la orden de detención que pesa en su contra, en teoría podría salir de su refugio diplomático sin miedo a ser arrestado.

Pero es posible que decida permanecer en el interior de la embajada debido a la grave preocupación de que deba enfrentar una acusación de los Estados Unidos por la divulgación de documentos clasificados estadounidenses en el portal de filtraciones de Wikileaks.

Julian Assange posa con la camiseta de Ecuador© Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Julian Assange posa con la camiseta de Ecuador

Por ahora se desconoce si pesa sobre el australiano un proceso contra él en Estados Unidos debido al estricto secretismo que rige las decisiones del gran jurado estadounidense. Varios funcionarios prominentes de los EE. UU. han expresado su interés de procesar a Assange, y claramente ha habido una investigación en ese país sobre las actividades de WikiLeaks. Se espera que los oficiales británicos pongan a Assange bajo custodia si hay una acusación de los EE. UU. Y una solicitud de extradición.

¿A dónde iría?

El australiano Assange no ha aclarado sus intenciones si gana el caso este martes. En el caso que decida abandonar la embajada y no existe una orden inmediata de extradición a Estados Unidos, podría instalarse en Ecuador.

En un intento por desbloquear la situación y que Assange pueda salir de su encierro, el Gobierno de Ecuador le concedió el pasado diciembre la nacionalidad ecuatoriana y pidió para él estatus diplomático, pero el Ejecutivo del Reino Unido se lo negó.

Depresión y falta de higiene

Una derrota en el tribunal tumbaría cualquier ápice de esperanza para Assange, cuya salud asegura es precaria tras más de cinco años de cautiverio. Sus abogados dicen que está sufriendo una variedad de problemas mentales y físicos derivados de su largo período dentro del edificio.

En concreto, Assange tiene “depresión, un hombre congelado (capsulitis adhesiva) y un terrible dolor de muelas”, de acuerdo con los argumentos aportados por sus letrados para solicitar la cancelación de la orden de arresto.

A ello, se le suman las informaciones que revelaron algunas fuentes de la embajada ecuatoriana sobre la falta de higiene de Assange. Según desvelaba el periódico The Times a mediados de enero, el personal de la embajada en Knightsbridge se ha quejado de que el fundador de Wikileaks no se baña o se cambia la ropa lo suficiente.

Julian Assange, en el interior de la embajada ecuatoriana en Londres, Reino Unido, el pasado mayo