Inicio Salud Los cinco miedos más comunes en los niños

Los cinco miedos más comunes en los niños

La infancia es una etapa determinante para todo ser humano que ayuda a formar el carácter y la personalidad. A menudo, los más pequeños del hogar pueden desarrollar un temor hacia alguna situación en especial, que muchas veces es irreal, pero al que debemos prestar atención.

Se puede apreciar un cambio en el comportamiento de los niños, que les impide realizar algunas actividades como dormir, ya que imaginan cosas y comienzan a sentir pánico y con ellos dolores de estómago, temblores  y taquicardia (cuando el corazón se acelera). Aunque muchas de estas fobias comienzan en la niñez, pueden postergarse hasta la edad adulta, afectando incluso las relaciones con otros o causando efectos negativos en el estilo de vida.

  • Miedo a los payasos o coulrofobia. Temor que muchas veces está relacionado con la apariencia misma de los payasos, el aspecto colorido da una sensación de desconfianza o impresión, aunque muchos a temprana edad son fanáticos de estos personajes, otros prefieren esconderse de ellos en las fiestas infantiles o en los escenarios donde los encuentran.
  • Miedo a las agujas o tripanofobia. En los menores es común que sientan temor por ir al doctor y recibir una inyección, también se relaciona con la posibilidad de sufrir heridas o cortes con estos productos punzantes y ver sangre.
  • Miedo a las criaturas mitológicas o bogifobia. Es el temor que se experimenta por fantasmas, duendes y todos los seres que no son reales como el coco o monstruos imaginarios, los niños creen que pueden encontrarlos debajo de la cama, en el armario o incluso son perseguidos por ellos.
  • Miedo a la oscuridad o acluofobia. Los pequeños imaginan que por la falta de luz es muy probable que puedan tener pesadillas y les resulta difícil conciliar el sueño si no está encendida una lámpara o los acompañan sus padres.
  • Miedo a la escuela o didascaleinofobia. Los niños sienten ansiedad al separarse de sus padres y tener que convivir con otros niños dentro de un salón de clases. Sienten preocupación, lloran e intentan quedarse en casa, inventan escusas para evitar ir a la escuela.
Publicidad