Inicio Entretenimiento La princesa que se enamoró de sus guardaespaldas

La princesa que se enamoró de sus guardaespaldas

Estefanía de Mónaco es la hija menor de los príncipes Raniero III y Grace Kelly.  De joven la llamaron la princesa rebelde, no sólo por su forma de ser desinhibida, sino que en el amor para ella jamás existieron las reglas y seguía sus impulsos.

© Proporcionado por Invent MX S.A.P.I. de C.V.

“He vivido varias vidas en una sola” es la frase de la royal, quien oficialmente se enamoró de tres hombres, y dos de ellos eran sus guardaespaldas.

Primero fue el escolta Daniel Ducret con quien se casó en 1995, y antes de la boda tuvieron dos hijos: Louis Robert y Paauline Grace. Sin embargo, él el fue infiel con una mujer belga.

© Proporcionado por Invent MX S.A.P.I. de C.V.

Después, Estefanía tuvo una relación con otro trabajador de seguridad para la familia real, Jean Raymond Gottlieb. Con él, tuvo a su tercera hija: Camille Marie. Sin embargo, tampoco prosperó y tuvo un final muy rápido.

Más tarde, la princesa conoció a Adans Lopez Peres, un acróbata portugués. De él también se divorció. Poco tiempo después mantuvo una relación con un domador de elefantesllamado: Franco Knie.

© Proporcionado por Invent MX S.A.P.I. de C.V.

Con todos sus amores vivió malos momentos, pero fue con Ducret que vivió momentos de intensidad, pues cuando se estipulo el divorcio, él escribió un libro llamado: Carta a Estefanía, ahí le pedía perdón para luego confesarle que ella era el amor de su vida.

Ninguno de sus tres hijos ha sido reconocido como miembros de la realeza de Mónaco. A la fecha, la princesa se dedica al voluntariado para ayudar a la lucha contra el VIH.

Aunque la royal quisiera que todas sus historias fueran olvidadas, seguro que permanecerá en la historia del mundo “real” como una mujer que no siguió las reglas, y para bien o mal siempre tan auténtica.

Estefanía hizo realidad su deseo de ser cantante, modelo y diseñadora. Todo lo logró, a pesar de los estereotipos.

Publicidad